Domingo 07 de Enero de 2007 Edicion impresa pag. 36 > Sociedad
HISTORIAS PATAGONICAS: Un pionero que dejó un volcán por el gran lago
Al morir su padre en 1892, el checo José Tauschek dejó la chacra al pie del Osorno y cruzó la frontera para poblar una de las orillas del Nahuel Huapi. Su hija Ana deslumbró a la región, pero volvió a Chile para casarse

La familia del checo José Tauschek fue la primera de colonos espontáneos junto al lago Nahuel Huapi en 1892 (no hay fecha precisa). Ese mismo año, el primer poblador no aborigen del lago y sin familia, el norteamericano de Texas Jarred A. Jones, cruzó dolorosamente a Chile a atender su pierna quebrada en Pulmarí (Neuquén).

Jones recién se casó el 7 de julio de 1903 con su compatriota Bárbara Matilde Drachler, pero la pareja ya tenía dos hijos. El primero, Justo, nació el 10/11/1899 y Matilde, el 9/06/1901. A la llegada de Tauschek, y por algunos años más, Jones prefirió el celibato.

Algunos sostienen que los Tauschek salieron del poblado Osorno. Pero se trata de una confusión. Lo hicieron desde El Volcán, comarca cercana a ese cono nevado del que tomó el nombre aquella ciudad chilena. Partieron apenas cedieron los deshielos a fines de la primavera del '92. José y familia vivió en la chacra número 30 adjudicada a su padre Wenceslao herrero en la Bohemia y labriego en Chile- pionero que acababa de morir el 12 julio, 36 años después de haber tomado posesión de la granja tras emigrar desde la Bohemia Central.

Un libro turístico chileno (1920) de Hugo Gerike, Ernesto Manriquez y Rodolfo Thies, precisan que las primeras familias colonas en la comarca El Volcán, al Este de Puerto Octay del lago Llanquihue, fueron los Gerlach, Ochs, Andler, Puschel, Konrad, Willer, Plackert, Gebahuer, Benesch, Gerstmann y Tauscheck. Estas dos últimas familias se emparentaron en 1870 por el casamiento de José Tauschek con Carolina Gertsmann.

¿Quiénes componían la familia Tauschek que se afincó con granja en la costa del lago Nahuel a media distancia entre el Arroyo Sin Nombre (donde tres años más tarde se instaló Carlos Wiederhold y pronto se agrupó San Carlos) y la boca del río Limay?

 

También la suegra

 

Tauschek arribó al lago a los 47 años con su esposa Carolina Gerstman Hahn, de 43, y sus hijos Guillermo de 18 años, y la bella Ana, al parecer dos años menor y que deslumbró a los pocos pobladores. Del primero hay datos ciertos: nació el 22 de julio de 1874, a orillas del lago Llanquihue, se casaría con una hija de Hube instalándose en Ñorquinco.

La indagación genealógica de la familia Tauschek compilada por Rodolfo Renz Heinrich menciona a un tercer hermano, quizás el mayor, llamado Ferdinand y que probablemente murió joven (no hay otros datos). Tauschek, además, emigró a la Argentina con su suegra Beatriz Hahn de Gertsmann, entonces de 77 años.

El año 1892 de aquella mudanza fue decisivo para el inicio del desarrollo rural a orillas del Nahuel Huapi. Nuevos colonos se sumaron así a otros genuinamente lugareños, cultivadores aborígenes que les precedieron, como "el indio valdiviano Guaito", al decir de Francisco P. Moreno ("Apuntes preliminares") o José María Millaqueo, entonces agricultor de La Península, de 65 años, vecino de Pedro María Márquez, quien lo asistió en su muerte acaecida 10 años después, el 17 de enero de 1902. También lo cuidó su hijo Antonio Millaqueo ("piedra de fuego de oro" en voz aborigen) de la pulmonía que lo llevó a la tumba, ya entonces experto abridor de picadas, baqueano muy requerido (por la comisión Bailey Willis en 1913, por ejemplo) y canoero, a quien minó el alcohol y murió, según J. M. Biedma, cerca del hotel Mascardi a fines de la década del '30.

No hay duda de que el primer agricultor asentado en el gran lago, fue el aborigen Pedro Nolasco Güenul, cuyo apellido nominó una de sus mayores islas, a un brazo del lago, a una península y su puerto natural, además de la estancia de ese nombre que fuera de los hermanos Ortiz Basualdo y su tío Aarón Anchoerena.

En la isla Huemul (donde se asentaría el frustrado proyecto atómico argentino a manos del germano Ronald Richter), 102 años atrás murió Güenul, exactamente a las 21 horas del 20 de diciembre de 1904, de "senetud" y a los 105 años, como anotó el juez de paz Eduardo Beovide.

Tauschek, tan baqueano como los Millaqueo, era consultado por quienes exploraban la región, y Carlos Wiederhold, el impensado fundador de San Carlos de Bariloche, obtuvo en 1894 el dato necesario para el fluir comercial a través de la cordillera, porque "por don José Tauschek supe que se podía abrir un camino entre los lagos Nahuel Huapi y Todos los Santos".

Tauschek fue contratado por los exploradores chilenos de la zona fronteriza, incluso los asistentes del eminente científico alemán Federico Emilio Juan Steffen. La comisión "de los tres Pablos", como pudo llamarse al trío de exploradores Stange, Krüger y Kramer, decidió contratar a Tauschek como baqueano al inicio del verano de 1894, y por esa razón cruzaron desde Chile por Puyehue para ir en demanda del desagüe del lago Nahuel Huapi y llegar a la granja de Tauschek.

 

Kramer versus Kramer

 

Pablo Kramer fue el encargado de llegar hasta lo de Tauschek, pero tuvo un naufragio con su gente y el auxilio del checo llegó a tiempo.

La carga salvada dicen que providencialmente- siguió viaje en otro bote, y los comisionados montaron en las cabalgaduras de auxilio que les llevó Tauschek. Se albergaron en su casa. Corría el mes de enero y los exploradores permanecieron allí hasta el día 20.

Partieron hacia el Sur con Tauschek como baqueano para encontrarse en Carrileufú con la comisión Nº 1, donde Tauschek, Kkrüger, Stange, Fischer y Callard (reportado en Anales de Univ. De Chile) fueron intimados por una patrulla militar a presentarse en Junín de los Andes donde el capitán Mariano Fosbery les tomó declaración por violar el territorio argentino, pero los liberó por entender que la exploración era inofensiva.

Juan Steffen achacó el episodio a habladurías de Tauschek, quien años más tarde haría algunos trabajos para el ejército argentino. El autor José M. Marimón, quien atribuirá erróneamente la fundación de Bariloche al capitán Fosbery, asegura que en 1904 entró al pueblo por la calle principal que tenía el nombre del militar (hoy calle Mitre).

Respecto a la permanencia de Pablo Kramer en la granja de Tauschek, ¿qué parentesco, si lo había, pudo vincular a otro Kramer con la bella hija de Tauschek? Sólo se sabe que Ana se casó con un tal Karl Krahmer "acaudalado comerciante de Valdivia" (según Biedma, que data la boda en 1893). Vivieron en esa ciudad chilena y sobran evidencias. Pablo Kramer, en cambio, era de Chile central.

Las indagaciones genealógicas determinan que Ana y Karl tuvieron cinco hijos y que ya en la primavera de 1894 concibieron al primogénito Ricardo Ernesto (nació el 6/8/1895, se casó en 1930 y está sepultado en Valdivia desde el 21/10/1963). El segundo vástago fue Alberto y le siguieron Linchen, Anita y Herminia. Es probable que José Tauschek no haya conocido a esos nietos porque su vida se troncharía en un accidente fluvial, a pesar de que fue buen navegante y uno de los primeros de tener una embarcación a vela en el lago. ¿Cómo murió este pionero bastante olvidado?

(Continuará)

FRANCISCO N. JUAREZ

fnjuarez@sion.com

 

Use la opción de su browser para imprimir o haga clic aquí