¿Qué te inquieta o preocupa de la vuelta a clases?

 

 

La vuelta a clases genera cierto nerviosismo en padres y niños.

Se retoma con el ritmo habitual de hs., tareas, obligaciones. Es una re organización, volver a empezar y también cargamos con mochilas de años anteriores o de nuestra propia vida.

 

Porque en las clases de los niños y en sus mochilas van cargados con:

 

  • Expectativas de los padres en donde se evalúa inconscientemente qué tan buen padre soy, dependiendo de los resultados de los hijos.

 

  • Los padres ponen en sus hijos, generalmente todas las frustraciones propias y todas sus vivencias. Eso implica que puedan cargar con mensajes “ingenuos” las mismas. Ej: “Ojo con quién te juntás.”  “Cuidado con sacarte baja nota”.

 

Discurso de los padres

  • Amenazas sutiles suelen estar cargadas en los discursos de los padres que ipide de cierta forma acompañar y observar realmente el proceso de cada uno.
  • Las palabras de los padres tienen un poder de “Verdad absoluta” ante los hijos. Es un arma que hay que aprender a utilizar.”Sos distraído” es una verdad indiscutible. Una característica de la personalidad. ¿Pudiste concentrarte? Refiere a posibilidad de hacerlo y responsabilidad ante la situación.

 

 

 

Vivencias

 

  • Las vivencias de años pasados deben quedar ahí. Cada día es un aprendizaje nuevo y nuevas oportunidades. Lo pasado tienen en la actualidad calidad de fantasmas. Sólo obstaculizan.

 

  • Si existieron dificultades concretas en años pasados que se sostuvieron en el tiempo y no se encontró una salida es recomendable conversar con los docentes-profesores y en todo caso evaluar si es necesario una consulta con un profesional.

 

Marquemos serenamente la posibilidad que se puede lograr día a día. Mostrémosle cada conquista del fascinante mundo del aprendizaje y socialización.

 

¡Buen año lectivo!

 

Lic. Laura Collavini

Psicopedagoga

www.lauracollavini.com.ar