Primera infancia

¡¡¡Esos decires que nos divierten!!!

4

Cuando van creciendo lleva un tiempo ingresar al mundo del lenguaje convencional. Lo están formando, de una manera ágil. En ocasiones su interpretación de la realidad y su lenguaje se conjugan para darnos una nueva mirada de la realidad próxima! ¡¡¡Genialidades!!!

Esos decires que nos diviertenLos invito a divertirnos!!! En la nueva página de LCCL estamos diseñando un espacio de dichos de los chicos!!! Esas frases que quedan en el recuerdo y que por siempre las recordaremos como oportunas, divertidas o demasiado profundas…Se animan a contarnos? Por favor cuenten qué edad tenían, dónde o con quién estaban para comprender bien!!!

Va la primera!!!! Aporto!!!
Ella estaba en el proceso de controlar esfínteres (un poco más de dos años) y me llamó a la madrugada para que la acompañe al baño. Fui medio dormida, me apoyé en la pared y cerré los ojos. Ella se sentó en su “pelela” e hizo un grito de alarma: ¡¡¡AHHHH!! Abrí los ojos sobresaltada y la veo agarrándose la cabeza: “Tengo lo pelo palalos”!!! Primer indicio de su personalidad femenina???

Razonamientos acuáticos
“En la laguna hay monstruos marinos”, ¿puede ser?
M. Alicia

Usemos la cabeza!

Muy chiquita ella, se termina el rollo de papel higiénico y su papá le dice: "Vamos a cambiarlo". Yo lo hago dice muy contenta y como no sabía su papá le dice : hay que usar la cabeza, y muy inocentemente acercó su cabecita al tubo del rollo para ver si salía de esta forma ..... Cuánta maldad del padre ? O muy acertada ella que hizo caso ?

Andrea

Un poco de filosofía…
Mayra, 4 años. Mamá….¿Dios creo todo? ¿Hasta el hombre? ¡Si, todo lo de la Naturaleza, claro! …Entonces nosotros somos sus títeres…

¡Chau reyes magos y papá noel!

0

Cuando se van dejan un espacio vacío…podemos aprovecharlo…

¡Chau reyes magos y papá Noel!

Ya llegaron, cumplieron su misión y se fueron. Regresarán el año próximo cargando ilusiones de miles de niños, llenando los negocios de personas desesperadas buscando…
¿Qué buscaremos en las fiestas? Se nos llenan el alma de emociones contradictorias. Hay a quienes les encanta, es la excusa o la razón para llenar la casa de colores, de afectos y cosas ricas. Ingerir casi sin parar suele ser algo casi habitual. Están quienes sufren y solo esperan que pasen. Les recuerdan lo que ya no está o lo que no podrá ser. En ocasiones son símbolo de discusiones familiares.
Y ahí están los niños. Que no saben bien quién trae los regalos y por qué. Si es un sr. Que llaman papá Noel aquí pero en las películas, santa. Si es un Jesucito que cómo hace para traerlos si sólo es un pequeño muñeco…o…¡¡¡si todo eso fuese mentira!!! ¿Por qué lo hacen? ¿Para qué?
Parecería que nos sumamos a confusiones que tomamos como tradiciones y que repetimos sin pensar. Alimentando una ilusión que es bella, no hay duda. Pero sostenemos la confusión de quién es quién y qué se celebra.
¿Festejamos la Navidad sin fe? ¿Bajo el no creer? ¿No es confuso?
No dudo en estar atentos a los niños y sus preguntas. Podemos transmitir como adultos confusiones por sumarnos a lo habitual y quizás quede la sensación de no poder hacer otra cosa que dejarse llevar por la masa. Pero cuando los niños cuestionan lo certero habrá que responderle la verdad. Tal vez podamos despacio alimentar la duda para que la ilusión caiga por sí sola.
Y creo que esta es la actitud que pueden respetar cuando continúen en preguntar por qué mentimos tanto tiempo.
Podemos contarles que es lindo sentir que la magia existe. Al igual que la fe a aquello que creamos, no importa qué. La magia existe.
Lo imposible se puede lograr (como dice Diego Torres)
Muchos niños se enojan ante la revelación. Se sienten que han sido engañados. Permitamos en todo caso el enojo. Dejemos que nos digan sus sentimientos y demos nuestras razones. (Pero antes sería bueno saber si las tenemos)
Ellos decidirán que resolverán el día de mañana con sus hijos.
Por lo pronto…ahora ya se fueron…

Lic. Laura Collavini
Psicopedagoga
Diseñadora “Juegos para aprender”

¿Qué saben los niños de sexo?

0

,¿Qué saben los niños del sexo?

                                  Revistas, programas de tele, información de otros niños.
                                                          Internet. Aceleran la información.
                                                         ¿Cómo lo abordamos desde casa?

Generaciones anteriores pasaron por la mala información, des información que llevó en ocasiones fomentar o padecer prejuicios y tabú.
Los padres de hoy desean que sus hijos posean mayor formación en relación a la sexualidad, pero… ¿cómo?
La sexualidad es un camino que se va construyendo a lo largo de la vida. Los primeros años son fundamentales, aun antes de ser concebido.
¿Por qué?
Porque papá y mamá al momento de saber que hay un niño en gestación comienzan a poner de manifiesto todas las expectativas que tienen sobre este nuevo ser y manifiestan consciente e inconscientemente sus construcciones en relación a la sexualidad. Imaginan y fantasean escenas que en general se refiere en primer momento a si es niña o niño.
Si es niño podré jugar con él a la pelota (dirá el papá) le enseñaré el manejo de herramientas, podrá pelear, conquistará a todas las niñas, debe ser macho, etc.
Si es niña habrá que comprarle ropita linda, una muñeca, será buena, obediente, etc. En este etc. están incluidos nuestra manera de acercarnos a la sexualidad y cómo se pone de manifiesto. Con ella van los prejuicios, tabú, fantasías, disfrutes, vivencias.
Limitar la sexualidad a los órganos genitales es encasillarla. Dejarla en un lugar de chabacanería o pornografía.
¿Qué es la sexualidad?
La sexualidad no encierra solamente las actividades y el placer dependientes del funcionamiento del aparato genital, sino a toda una serie de actividades y excitaciones existentes desde la infancia, que producen un placer que no puede reducirse a la satisfacción de una necesidad fisiológica fundamental (respiración, hambre, función excretora, etc.) y que se encuentran también a título de componentes a la forma llamada normal del amor sexual. (Fuente: diccionario del psicoanálisis Laplanche, Ponta lis).
Podríamos decir que forma parte de la construcción de la personalidad.

¿Qué saben los niños de sexo?
Hasta acá podemos comprender que los niños saben de sexualidad porque es un modo de relación.
Ahora… ¿y de sexo?
Los niños comienzan a hacer preguntas que en general se concentran en conocer el funcionamiento del propio cuerpo y el del otro. Lejos de un deseo sexual genital lo que desean es conocer, armar hipótesis. Volver a preguntar. Construir el mundo próximo y conocer el funcionamiento y su génesis.
Pueden tener más o menos información dependiendo el medio: compañeros de escuela, amigos, hermanos, t.v.
En general reciben des informaciones, inadecuadas o incompletas. Produce malos entendidos y facilita las fantasías y temores.
No podemos evitar estos contactos pero sí podemos hacernos presentes.

¿Cómo abordar el tema?

Es muy importante que los niños cuiden y respeten su cuerpo.
Ofrecerles intimidad especialmente en el momento del baño. Que puedan reconocerse y bañarse solos a partir de los 5 años.
¡¡¡No ponerle a los genitales apodos ridículos!!! La pocha puede ser una vecina..!!!! ¡Y ella no tiene cara de vagina!
Al brazo lo llamamos brazo y al pie, pie. ¿Por qué cambiar de nombre a los genitales? ¿No es acaso otra parte importante del cuerpo?

Las preguntas temidas
Contestar lo que preguntan y sólo lo que preguntan en forma clara y concreta.
No evitar el tema.
Comentarles la funcionalidad de cada órgano en forma concreta y sencilla. Siempre con el objetivo de la procreación.
Darle seriedad y respeto.
Pueden hacer preguntas por etapas.
Evitar mentiras como la cigüeña, el repollo, Paris, etc.
Encuadrarlo dentro del encuentro entre dos personas que se aman y cuidan.
No exponerlos a imágenes, escenas o conversaciones de sexo que no logran elaborar.


La mejor información debe estar dada desde su hogar. ¡Será un buen comienzo!


Lic. Laura Collavini
M.P.R.N. 290
REG.NAC. 3125/93

lauracollavini@hotmail.com

Go to Top