20 » Sep 2017
Diario Río Negro
www.rionegro.com.ar
Silvana Salinas
Editora Responsable
 
  09 » May 2013
Xosé Castro Roig: el incansable guardián de la lengua
  Traductor audiovisual, corrector, redactor y creativo español



“Que el idioma evolucione no implica que mejore. No hablamos mejor ahora que hace 100 o 200 años”, asegura, sin margen posible de duda, Xosé Castro Roig. Traductor, corrector, redactor, creativo, presentador de tevé y radio en España, el también docente es, principalmente, uno de los tantos interesados y preocupados en buena parte del mundo en “cuidar” el idioma, la lengua española.
Castro Roig se formó como profesional de manera autodidacta, especializándose en la traducción audiovisual e informática desde el inglés hacia el español. Participó en numerosas traducciones de programas informáticos para los principales fabricantes de varios sectores industriales. Ha traducido y adaptado material publicitario, multimedia y videos educativos para la población hispana de los Estados Unidos y para el mercado hispanohablante en general. Y también ha traducido un gran número de series y películas para cine y televisión, tanto para doblaje como subtitulación, especialmente destinadas al mercado europeo, como Spider-Man, Matrix, la serie The Office, entre otras.
Pasó por la región invitado por la Facultad de Lenguas y el flamante Centro de Traducción “Bernabé Duggan”. “Fundamentalmente me interesa transmitir que así como yo estoy aquí, ellos pueden estar en otros lados, a través de internet, y que realmente nuestro mercado no es Argentina o España, es el mundo. Literalmente se puede trabajar para cualquier cliente y paradójicamente, la distancia puede convertirse en un factor beneficioso, puedes estar en el lugar que desees y trabajar en otros países”, se preocupó por destacar.
También habló con “Río Negro”.

-¿Hablamos bien? ¿Hablamos mal? El debate sobre la lengua parece infinito ¿no?
- Ahora se está dando una situación paradójica. Mucha gente se jacta de hablar mal, cosas que hace años era impensable. Escribo como me da la gana y la gente me entiende, pero por otro lado, cada vez más empresas están preocupadas por escribir bien en internet porque están perdiendo clientes. Una de las cosas que están marcando que la gente compre un producto o no, o se fíe de una empresa o no, es que comunique bien. No tanto escribir bien como comunicar bien. Yo a veces digo que se puede escribir mal pero comunicar bien. Hay curiosamente un interés renovado por la manera de escribir. Internet es puro texto, se habla mucho de lo audiovisual, videos... pero es más texto. Nos pasamos leyendo, no es literatura pero al fin y al cabo se lee y escribe. Doy clases en España a empresas sobre cómo transmitir bien sus ideas en las redes sociales, porque cuando se equivocan e introducen errores de ortografía, les dan duro. Eso desprestigia.

- En esta evolución permanente que se da en la lengua, ¿hay palabras que están muriendo?
- Sí, el idioma no para. Evoluciona, aunque yo siempre digo una cosa: que el idioma evolucione no implica que mejore. No hablamos mejor ahora que hace 100 o 200 años. El idioma es imparable. No creo que sea mejor, son convenciones. Yo creo que la lengua es siempre convención, ahora tenemos nuevas cosas con nuevos nombres, pero hace 9 siglos se expresaba igual el amor, el cariño, el odio, la arquitectura. Se adapta, es una evolución que no implica mejora. Y esa evolución sí que a veces es una merma porque desaparecen riquezas del vocabulario.

- Pero a la vez aparecen nuevos términos todo el tiempo.
- Sí, solo en inglés se generan mil palabras nuevas de tecnología cada año, es muy difícil. La Real Academia siempre va un poco por detrás del público, aunque se ha modernizado en los últimos tiempos y es muy difícil mantener un nivel alto de traducción de esas palabras, entonces es normal que durante un tiempo convivan o terminen por usarse en inglés.

- ¿Esto va generando cambios no esperados?
- Lo que me preocupa, de hablar algunas palabras en inglés, es que a veces discrimina a gente que no sabe o no las puede pronunciar. Para nosotros puede ser normal, palabras como software, pero sino el 60% de la población hispanohablante vive del agro y no tiene por qué saber idiomas y tiene derecho a saber hablar su idioma bien. En español siempre hemos dicho que se habla como se escribe y se escribe como se habla. Hay que decir correo electrónico, sin caer en el purismo. Si hay una alternativa que puede funcionar, probemos. Si el inglés está destinado a quedarse, ya se quedará. Por el inglés no tiene que luchar nadie, pero por el español hay que hacer un pequeño esfuerzo, insisto, sin ser purista. Por ejemplo, hay palabras que nunca se van a utilizar en español, como software, ya es una batalla perdida, pero bueno hay que intentar.



El nuevo rol de los agentes culturales

¿Cuáles es hoy el rol del traductores?
- Nosotros somos agentes culturales, tenemos que vigilar mucho el trabajo que hacemos porque la gente habla como queremos que hable, tanto traductores como periodistas tenemos una gran responsabilidad. Cuando se dice que la gente habla como quiere, en realidad es una falsa afirmación, la gente habla como nosotros queremos o hacemos que hable. Imitan modelos de referencia que son la prensa, gente del mundo de la cultura, tanto elevada como popular, y las traducciones que leen, desde los manuales de instrucciones hasta las películas, muchos de los anglicismos o de las expresiones tomadas del inglés vienen por las malas traducciones de las películas.

- ¿Provocan equivocaciones graves?
- No es grave pero es innecesario, ahí tenemos que asumir el papel de transmisores de cultura. No solo transmitimos letras o palabras, como los periodistas, transmitimos opiniòn, informaciòn, hacemos que la gente piense o disfrute. Yo siempre digo que no soy traductor de palabras, soy traductor de emociones, cuando traduzco una película, tengo que hacer que el espectador hispanohablante sienta igual. Tengo que hacer que la gente sienta las mismas emociones, y si no lo logro no es una buena traducción.

- ¿Cuáles son los desafíos?
- Uno de los mayores desafíos de la traducción, es que la gente que ya está en contacto con las cosas, con lo nuevo, yo tuve la suerte de participar en la traducción de los dos primeros programas de correo electrónico importantes que hubo, el Outlook Express y el Netscape, hace muchos años, y como ya había gente que los utilizaba en inglés, nos planteábamos si debíamos traducir ‘reply’, ‘forward’, pero ‘si son términos supercomunes’, pensábamos, entonces ahí decidimos no caer en ese error y los tradujimos. Porque hay gente que utiliza el correo y usa ‘responder’, ‘reenviar’ y no pasa nada. Pero ese es el reto hoy en día, que estamos conviviendo constantemente con una cultura totalmente anglófila, nos estamos meciendo en los brazos de Estados Unidos durante muchos años, lo rechazamos, pero luego copiamos todo.
 
Categoría : Mundo | Comentarios [2]
 
  09 » Apr 2013
Toda la ayuda para Facu
  Toda la solidaridad de manos que se entrelazaron en el interior de la Colonia Penal de Roca, sirvió ayer para aportar un granito más de felicidad y esperanza a Facundo y su familia. Facu, como ya todos lo conocen en la ciudad y también un poco más allá, llegó poco antes del mediodía, acompañado de Cristina y Quique, sus papás, a la cárcel para recibir el aporte de manos de los propios internos que juntaron pesito por pesito todo lo que pudieron para ayudarlo a que pueda recorrer medio mundo en busca de su gran esperanza: salir a flote de una parálisis cerebral que lo afecta desde que nació.

Hace más de 8 meses, sus papás iniciaron una campaña en la que colaboró muchísima gente, pero todavía falta. Facu Tura necesita realizarse un implante de células madre en China, y posteriormente una rehabilitación en Cuba. Tiene confirmado un turno para julio en la clínica Beick Biotecnology, pero necesita 50.000 dólares. Ya se consiguió cercana de 100.000 pesos pero aún falta el resto. "Tenemos tantas esperanzas, tantos sueños... y vamos por eso", contó Cristina Huentemil ayer, contenta y satisfecha por la ayuda que recibe día a día. Pero ahora la lucha es contrarreloj. "Nos falta alrededor de 160.000 pesos, y seguimos con la recolección de tapitas, con las campañas", dijo.

Con los brazos abiertos lo esperaron ayer a Facu más de una treintena de internos de la Colonia Penal -en representación de los casi 300- para realizar la tercera entrega de dinero que, de lo que ganan haciendo trabajos en la cárcel, lograron juntar. "Gracias, gracias, se los agradezco, de verdad", insistió Cristian, vestido de punta en blanco, al igual que sus compañeros, una y otra vez, a los papás del nene y también a las autoridades del Servicio Penitenciario. "Gracias por dejarnos participar, por poder ser útil para ayudar". Habían preparado todo como una ceremonia, y lo esperaban con ansias. No sólo reunieron el dinero, sino que además son los encargados de clasificar toneladas de tapitas plásticas que llegan donadas, para poder enviarlas a Buenos Aires, y venderlas para su reciclaje.

Estaba previsto que dos o tres, en representación de todos los internos, pudieran entregar lo recaudado para Facu -más de 1.500 pesos-, pero finalmente ante el pedido de todos los que colaboran en el trabajo con las tapitas se les permitió conocerlo y saludarlo.

En la sala de visitas todo fue emoción. Ninguno se quedó sin poder saludar, hablar y darle un beso a Facu. El pequeño entró aferrado a su muñeco de Kung Fu Panda, y se fue llevando un hermoso almohadón de peluche que los internos le hicieron y le regalaron.

Cristina y Quique, siempre a su lado, también cosecharon mimos: "Nos enorgullece conocerlos y saber la clase de papás que son ustedes", se despachó Jorge, otro interno de pelo blanco, emocionado, como el resto.

Hasta julio, la colecta sigue en pie y sus papás esperan aún toda la ayuda que falta y que Facu necesita. Quienes deseen obtener más información sobre las actividades que se están realizando y contactarse con los papás, pueden acceder al sitio de Facebook "Todos por Facu de la Patagonia".
 
Categoría : De todo un poco | Comentarios [1]
 
  16 » Jun 2011
Ese día especial que no debería existir
 

Tenía la mirada perdida, pero estaba parada derechita. Estoica. Pese al frío, pese a la gran cantidad de gente que caminaba, a esa hora. Pleno mediodía, horario de recambio laboral y de últimos trámites de apuro.
Sostenía, junto a dos personas más, un cartel. Grande, con letras rojas. Cómo no verlo!
No pudo decir siquiera cómo se llamaba. Ante la pregunta, sólo atinó a señalar a otras personas para que hablen.
La mujer, una abuela mayor, de poco pelo y dentadura despoblada, prefirió no hablar. O no pudo.
Es una paciente de Salud Mental de un centro para adultos mayores de Roca, que caminó ayer, 15 de junio, por sus derechos junto a otros adultos mayores. Para reclamar, para hacer conocer la triste realidad de golpes, maltratos, indiferencia, abandono, olvido, estafas, desamor... que padecen a menudo los ancianos.
No habló. Esta mujer bajita de mirada perdida, sólo se aferró al cartel y buscó refugio en él de las miradas ajenas. Pero dijo mucho más, quizá hasta de lo que ella pudo imaginar.
Yendo hasta donde fue. Participando de una actividad para generar conciencia. Portando, estoica y sin pestañear, ese gran cartel que, en una sola palabra, resumía toda la escena: “Dignidad”.
Porque el pedido fue ese. Solo uno, en el Día Mundial de la Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez. Una fecha especial, establecida por la ONU, que no debería existir.
 
Categoría : Historias...sin apellido | Comentarios [0]
 
  08 » Jun 2011
El INVAP y un nuevo logro: el SAC-D Aquarius
 


El satélite construido por la empresa rionegrina INVAP ya está listo para ser lanzado al espacio y comenzar a funcionar. El histórico momento se producirá el jueves, a las 11,20 hora argentina, cuando se produzca el lanzamiento desde la base estadounidense de Vanderberg, en California.
Directivos y técnicos de INVAP presentaron junto a autoridades de la agencia espacial de Estados Unidos (NASA) las características del satélite, sus funciones y detalles del lanzamiento.
Vale recordar que la empresa estatal rionegrina fabricó el satélite dentro de un proyecto con la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) y llevará un complejo instrumental fabricado por la NASA para medir la salinidad de los océanos. Sólo ese instrumental, además del lanzamiento en sí mismo, insumirá una inversión de unos 200 millones de dólares, según se informó.
Desde INVAP se informó que "el objetivo científico de la misión SAC-D/Aquarius es observar la Tierra con el fin de obtener nueva información sobre el fenómeno del cambio climático, mediante la medición de la salinidad superficial de los mares a escala global. El SAC-D debe también identificar los puntos calientes en la superficie del suelo, con el propósito de colaborar en la elaboración de la cartografía de riesgo de incendios así como realizar mediciones de humedad del suelo para prevenir, mediante alertas tempranas, inundaciones y otras catástrofes naturales".
En el sitio web de INVAP se cuenta con información detallada del proyecto, incluyendo un countdown del lanzamiento. También, el canal de TV de la NASA transmitirá en directo el evento.
Respecto a la posibilidad de los efectos de una tormenta solar pronosticada para la noche del miércoles y durante el jueves, se especuló con que pudiera verse postergado el lanzamiento del satélite. Pero hasta el momento no se informó oficialmente de ninguna determinación en este sentido, por lo que todo transcurre tal lo planeado.

 
Categoría : De todo un poco | Comentarios [0]
 
  05 » Apr 2011
"Por suerte, si nos caemos sabemos levantarnos"
 


“No te da ganas de venir y ver esto, destruido, pero por suerte con mi señora, si nos caemos sabemos levantarnos”, dice Marcos Parra, sin perder ni por un instante la calma ni el buen ánimo. Sí se lo nota cansado, agobiado. Y no es para menos.
Porque Marcos y su mujer, Margarita, saben lo que es “tenerlo todo”, un techo, una casa, comida, ropa limpia y calzado. Lo que se necesita para sobrevivir y que se puede conquistar con una vida digna y de trabajo. Y también perderlo todo. En un instante y como por arte de magia.
El 16 de marzo pasado, por la tarde, un incendio voraz y temerario arrancó con fuerza desde el interior de la casa y arrasó con todo a su paso. Aparentemente, un corto circuito originó el desastre. El fuego se trepó por las paredes y se aferró con fiereza al cielorraso. Invadió la pequeña cocina, se coló por la única habitación de la casa, y en cuestión de minutos las llamas devoraron “los esfuerzos de toda una vida”.
“Pensé que era una joda. Habíamos ido con mi señora al hospital porque su hija había tenido familia y a la beba le daban el alta, porque había estado en terapia intensiva, cuando la llamaron y le dijeron: ‘Margarita, andá para tu casa que se está incendiando’. Pensamos que era una broma... no sé. Pero quién hace esas bromas... Así que nos vinimos como tiro y cuando llegamos... no lo podíamos creer. Ya estaban los Bomberos, todo el mundo... No había nada para hacer”.
Marcos rememora, tramo a tramo, esa nefasta tarde mientras rasquetea, como puede, las paredes para sacar los restos de revoque quemado. El escenario es increíble. Sólo los pisos y las paredes desnudas quedaron en pie. “Hago lo que puedo. Estoy enfermo, tengo una hernia que se me hizo después de una operación que tuve en el hospital hace como 5 años... quedé mal y tengo la panza abierta, con una bolsita. No puedo hacer esfuerzos pero si no levanto la casa otra vez, quién lo va a hacer”, dice, mientras muestra palmo a palmo los estragos que hizo el fuego. Su casa está en calle Mitre 2318.
No hay en su mirada ni un rastro de dolor, de congoja. Al menos, parece. Pero sí de ganas por volver a poner su casa en condiciones para volver cuanto antes.
“Ya está”, dice resignado, “qué le vamos a hacer. Por suerte, con mi señora, si caemos sabemos levantarnos”. Hoy, con toda su familia viven en casa de su suegra en J.J. Gómez.
Aquella tarde de mediados de marzo, rememora Marcos, “llegué y lo único que quería era entrar para tratar de sacar las cosas de los chicos, teníamos todas las cosas del bebé que nació, el televisor, una computadora nueva que compramos para que la hija de mi señora termine la secundaria. Recién pagamos la segunda cuota creo... pero no pudimos salvar nada”, se lamenta, Marcos. Él es albañil pero está sin trabajo, y su mujer es empleada por horas en una confitería.
En el patio, aún se siente el olor a la quema reciente. Debajo de un parral quedó una mesa. Un viejo radiograbador, que alguien les regaló, les sirve para sobrellevar un poco mejor las largas mañanas de trabajo. Más allá, un sillón quemado, latas ennegrecidas, una caja de libros que los bomberos lograron arrebatarle al fuego y no mucho más. “Ahí quedó un lavarropas... pero no sé si anda, no creo”.
Un colchón de dos plazas, con las huellas de haber salido del fuego, está apoyado contra la pared, pero de la cama no quedaron siquiera rastros. “Necesitamos de todo”, dice el hombre, ante la consulta. Pero “lo más urgente que precisamos son chapas, tirantes, para poder aunque sea poner el techo y venirnos acá como podamos”, agrega Marcos, antes de despedirse y agradecer -insistente- por la nota y por las fotos.
Para quienes deseen ayudar a esta familia su dirección es Mitre 2.318 (por la mañana hay gente) o a los teléfonos 421058 o 15254882.

 
Categoría : Historias...sin apellido | Comentarios [0]
 
  22 » Mar 2011
Y ellos solo querían casarse
 
Intento apurar el paso, pero es imposible. La vereda es ancha, pero una pareja camina delante de mí a paso lento. Demasiado para mi gusto. Me acerco más y los veo a ambos. Mayores. Van despacio, y noto que dudan sobre el camino a seguir. Quizá no son de por acá, pienso.
Apuro el paso un poco más, ellos y yo caminamos en la misma dirección, pero viene gente “del otro lado”. Es imposible acelerar sin llevarse a alguien por delante.
“Uff”. Pero bueno. A la mañana, y en pleno centro, es así, me consuelo. Tampoco es que quisiera “volar” camino al trabajo, que me quedaba exactamente a menos de una cuadra y media... sería cuestión de ritmo, de costumbre, calculo.
Y como la maniobra de adelanto, me estaba casi vedada (aclaro: todo esto pasó el viernes, a media mañana, en el centro de la ciudad donde vivo, y en cuestión de segundos, no más que eso) me resigné e hice un poco de eso que me gusta hacer.
Debo admitirlo. No es de chismosa (así, literalmente, un 100%) sino porque desde que recuerde (en la infancia solían decirme que era muy “observadora”) me gusta estar atenta, escuchar, intentar conocer “de qué habla la gente”. Siempre me intrigó, en los bares, en las paradas de colectivos, en los consultorios... ese cuchicheo de voces extrañas. Saber cuál es el tema del momento para la gente que camina, que compra, que va al médico, que trabaja... En fin.
Así que esta no fue la excepción, pero me sorprendí sobremanera. Escuché, ciertamente, algo que para nada esperaba oir.
Vuelvo. Caminaba detrás de esta pareja de viejitos. Ella, grandota, con pollera de jean gastada, una campera liviana de lana y una larga melena blanca. Creo que llevaba zapatillas deportivas y medias. Él, también de jean. Pelo corto, prolijo, y canoso.
- ¿Pero dónde quedará esa mueblería que te dijeron?, insistía él.
- No sé, creo que una cuadra más, decía ella.
- Pero ¿y qué hacemos?, ¿seguimos?, preguntaba él, aparentemente cansado.
- ¿Y allá?, mencionaba la mujer, señalando un local de venta de artículos para el hogar, electrodomésticos y tecnología, ubicado en la vereda contraria. ¿Venderán muebles?
- No sé, no sé, contestó él, dudando evidentemente del cambio brusco de trayectoria. Lo cual lo obligaba no sólo a cruzar la calle, sino tener que volver más de media cuadra para esquivar un cantero alto de bulevar. O, pasarlo por arriba. Lo cual podía convertirse para ambos en una maniobra arriesgada.
Y contemplando, obligatoriamente la escena, decidí ahorrarles dudas y me despaché: “sí venden”, me atreví a decirles, sin que preguntaran.
Los dos, a la vez, se dieron vuelta (obviamente no habían notado mi presencia, algunos pasos más atrás) y sólo me ofrecieron una sonrisa.
Tendrían alrededor de 70 años ambos. Creo. Ella con el rostro, poblado de arrugas y enmarcado por el pelo lacio blanco. Largo. No recuerdo el color de sus ojos. Y él, con una mirada alegre y pícara detrás de los lentes. Me pareció que caminaba con bastón.
Fue el único que habló, tras mi breve interferencia. Y allí llegó la sorpresa.
“Muchas gracias”, me dijo, apenas mirándome, y ya empezando a cruzar la calle para poder llegar al comercio indicado. Y lo soltó: “Estamos apurados para comprar muebles... ¡porque vamos a casarnos!”, rió alegre. Ella sólo lo miró, como asintiendo, y enfiló hacia la vereda de enfrente.
También les devolví la sonrisa, pensando quizá en lo obvio: “nadie quiere casarse, y estos viejitos...”. ¿Y por qué no? ¿Por qué el ‘Indec’ dice que el número de matrimonios (a cualquier edad) no sufre el mal de la inflación? ¿Porque las estadísticas argentinas hablan de que el 33 por ciento del total de la población que vive en unión, lo hace en concubinato?
Ahora sí. Apuro el paso y, aún con la breve historia en mente, llego a destino. Era sólo cuestión de segundos.
 
Categoría : Historias...sin apellido | Comentarios [3]
 
  02 » Mar 2011
Talleres de Lengua de Señas
  La Asociación de Sordos de Río Negro informó que están abiertas las inscripciones para los Talleres de Lengua de Señas Argentina (LSA) a dictarse en nuestra ciudad y en Cipolletti, Allen y Villa Regina.
En Cipolletti el Taller de LSA se dictará los miércoles y viernes de 18.30 a 20 horas en la Escuela Especial 53, en Sarmiento 273, durante tres meses.
En Allen, por su parte, será martes y jueves de 18 a 19.30 en el Centro de Educación Técnica N° 8 de España y Brentana también durante noventa días.
Mientras tanto, en Roca, será los jueves de 18 a 19.30 horas en la Escuela Primaria N° 223, en Cipolletti y Alem. También en nuestra localidad se dictará otro Taller de LSA en la Escuela Primaria N° 364, en Los Mirlos y San Juan. Por último, en Villa Regina se dictará en el Centro de Educación Media N° 70, de Chacabuco 148, durante un período de seis meses. Todos los profesores son sordos con conocimientos de LSA. Los talleres son gratuitos para las personas con discapacidad y sus familiares convivientes.
El objetivo es la Comunicación Básica en Lengua de Señas Argentina con las personas sordas. Para solicitar información se puede escribir al email: sordosderionegro@hotmail.com
 
Categoría : De todo un poco | Comentarios [1]
 
  02 » Mar 2011
Jóvenes ayudan a levantar el 'techo propio'
  Voluntarios surgidos del vínculo entre Un techo para mi hermano y el colegio El Salvador, de Buenos Aires, colaboraron en la construcción de 42 casas en la ex toma de Chacra Monte.



En cuanto les ofrecieron el viaje al sur del país, no lo dudaron. Poco preguntaron, pero sabían que la misión tenía un objetivo esencial: aprender, compartir, intercambiar experiencias y ayudar. Un grupo de jóvenes, ex alumnos del colegio El Salvador, de la ciudad de Buenos Aires, se embarcó en la propuesta y días atrás viajaron a Roca para colaborar con la construcción de viviendas a familias de escasos recursos.
La solidaria "visita" forma parte de un especial vínculo que mantiene la institución educativa con la Asociación civil Un techo para mi hermano, que se encuentra trabajando en la ejecución de los proyectos habitacionales en la ex toma de Chacra Monte.
Las tareas se realizan en el marco de la construcción de las 42 viviendas unifamiliares que integran la quinta etapa del Proyecto de Cáritas, se comentó.
En esta oportunidad, a los ex alumnos se han sumado voluntarios provenientes de otros ámbitos. El grupo, conformado por 11 personas, ayuda con sus propias manos a edificar y así contribuyen en hacer realidad el sueño de la casa propia de las familias involucradas en el proyecto.
La experiencia, motivada por la solidaridad con las familias, en la que los jóvenes comparten y trabajan "mano a mano", genera lazos que superan la situación de la mejora habitacional y es sumamente importante "ya que es más que valorable el intercambio de experiencias y realidades que se origina a través de este voluntariado", se apuntó.
Según se remarcó, este vínculo que se estableció hace ya 13 años, "ha sido mantenido a lo largo del tiempo gracias a la predisposición de ambas partes, que ven en la ayuda mutua, la colaboración y el voluntariado una manera de contribuir con el mejoramiento del hábitat y la vivienda".
Los jóvenes, que el fin de semana ya regresaron a Buenos Aires, "trabajaron día tras día a la mañana y a la tarde en la construcción de las viviendas en la ex toma. Es un ejemplo de solidaridad y compromiso de estos chicos que vienen hace tantos años a poner su trabajo y buena predisposición junto a las familias", destacó Adriana Hipperdinger, de Un techo. "El resto del año ellos estudian, trabajan y juntan fondos para volver a Río Negro. Es un gran compromiso", resaltó, "y con ellos estamos intentando desarrollar algún otro proyecto vinculado probablemente al microcrédito para mejoramiento de viviendas".
 
Categoría : Historias...sin apellido | Comentarios [0]
 
 
1 2 3 ...5 6 7 Siguiente
De todo un poco[8]
Historias...sin apellido[12]
Lo mejor de lo mejor[3]
Lo que viene...[8]
Mundo[7]
Varios[15]
Xosé Castro Roig: el incansable guardián de la lengua
Toda la ayuda para Facu
Ese día especial que no debería existir
El INVAP y un nuevo logro: el SAC-D Aquarius
"Por suerte, si nos caemos sabemos levantarnos"
Y ellos solo querían casarse
Talleres de Lengua de Señas
Jóvenes ayudan a levantar el 'techo propio'
El sueño de dar vida a robots inteligentes
200 millones sólo para ciencia e innovación tecnológica...
Mayo 2013 [1]
Abril 2013 [1]
Junio 2011 [2]
Abril 2011 [1]
Marzo 2011 [3]
Febrero 2011 [1]
Noviembre 2010 [1]
Octubre 2010 [3]
Agosto 2010 [5]
Julio 2010 [3]
Junio 2010 [3]
Mayo 2010 [2]
Abril 2010 [3]
Marzo 2010 [2]
Febrero 2010 [1]
Enero 2010 [2]
Diciembre 2009 [1]
Noviembre 2009 [4]
Octubre 2009 [7]
Septiembre 2009 [7]