21 » Feb 2017
Diario Río Negro
www.rionegro.com.ar
Sofía Sandoval
Editora Responsable
 
  23 » Mar 2010
Probando el viento
 
Cada historia es diferente. Los jóvenes que se van a estudiar afuera no llegan a donde están de la misma manera. Hay quienes se animan a partir ni bien terminan el secundario. Pero también están los que prueban otras cosas antes de empezar una carrera. No se trata de perder años haciendo nada, sino un proceso de aprendizaje sobre uno mismo que, a la larga, se torna en un elemento más que valioso.
Ese es el caso de Eric Urquiza, un joven roquense que ahora estudia Arquitectura en La Plata. La decisión de la carrera no le resultó difícil. Estudió en un secundario técnico, y ahí comenzó su gusto por el dibujo técnico. Sabía que su vocación estaba en las escuadras y los tableros.
Eric comenzó su carrera en una facultad privada de Cipolletti y pasó varios años estudiando en ese lugar. Con el tiempo, decidió fijar su vista en otros horizontes. Sabía que había universidades que ofrecían un mejor nivel de enseñanza, y no dudó en animarse a probar. Además de ser gratuita, la Universidad Nacional de La Plata le ofrecía un título más prestigioso, y una formación que Eric consideraba como superior a la de Cipolletti. Por eso, se embarcó en un nuevo desafío: estudiar lejos de casa.


Lejos Del Nido: ¿Cómo elegiste tu carrera?
Eric Urquiza: Siempre me gusto lo relacionado con la construcción y también el arte.

LDN: ¿Por qué decidiste continuar tus estudios en otra ciudad?
EU: Porque empecé en un universidad “privada” que no iba ni para atrás ni para adelante, me cansé y decidí dar el paso, además de ser una buena experiencia personal. Elegí La Plata porque tenía la Universidad que me reconocía más materias de la facultad anterior. Además, tenía amigos estudiando allá.

LDN: ¿Cuáles son las diferencias entre Roca y La Plata?
EU:Además del clima, no muchas; es una ciudad con alma de pueblo. De Roca extraño la limpieza de la vía pública, mi familia y amigos.

LDN:¿Cómo es estudiar arquitectura?
EU: Es difícil: mucho trabajo y noches en vela. Así que los que quieran estudiar arquitectura se van a tener que acostumbrar a dormir poco.

LDN: ¿Qué le dirías a los chicos que quieren irse a estudiar a La Plata?
EU: Que vengan, es una experiencia enriquecedora y no me arrepentí nunca de venirme.
 
Categoría : Entrevistas | Comentarios [1]
 
  07 » Mar 2010
Un ejemplo de ayuda
 
Entre la Universidad y la educación media parece haber un abismo insalvable. Las casas de estudios superiores se quejan del bajo nivel de instrucción que tienen los alumnos al terminar el secundario. Por su parte, la escuela ve a la universidad como un desafío cada vez más lejano.
Para estrechar esa distancia, la Universidad Nacional de La Plata ha comenzado el programa “La Universidad va a la Escuela”. Se trata de un proyecto de extensión que implica la visita de universitarios a los colegios medios para prestar apoyo y asesoramiento. El objetivo es garantizar la permanencia en las aulas de los jóvenes con vocación de estudiar una carrera.
En el marco de este programa, se realizó en 2009 un relevamiento sobre las causas que hacen decidir a los chicos no iniciar una carrera. Uno de los principales motivos detectados, en el caso de los jóvenes de las periferias platenses, fue el costo del transporte público. Por eso, la UNLP ha entregado pasajes gratis, durante un año, a un grupo de jóvenes de Abasto y Berisso.
Así, la Universidad busca mostrarse más abierta y menos elitista. De todas formas, aún queda mucho por hacer para garantizar la permanencia en las aulas de todos los alumnos, ya que la deserción universitaria no depende sólo de la posibilidad de pagar los boletos de micro.
 
Categoría : Varios | Comentarios [0]
 
  25 » Feb 2010
Reglamentos de las residencias universitarias
 
En respuesta a la consulta de Liliana, se publica el enlace a un reglamento de una residencia universitaria femenina en particular. Se trata de una reglamentación demasiado estricta en relación a la de otras casas. Sin embargo, muchas veces los artículos de los reglamentos sirven como respaldo para los dueños de la residencia cuando deciden que uno/a de los estudiantes no debe permanecer allí porque la convivencia no es buena.
En general, las residencias universitarias imponen una especie de depósito que se hace el entrar y que se usa en caso de una eventual rotura de las instalaciones. Si todo sigue en condiciones cuando el estudiante deja de alquilar el lugar, se le devuelve el dinero.
Además, estos alojamientos imponen ciertos horarios o espacios exclusivos para las visitas. Lo más común es que sólo puedan ingresar visitantes durante el día y en los espacios comunes, pero no en las habitaciones. En muchas ocasiones, se establecen ciertos horarios de descanso, durante los cuales los estudiantes no pueden hacer demasiado ruido. Además, se prohíbe fumar y el ingreso de animales y bebidas alcohólicas a la casa.
No obstante, es necesario recordar que los reglamentos son sólo una formalidad. Una vez en la casa, son los mismos estudiantes los que imponen un código de convivencia. Entre ellos deciden, por ejemplo, si van a compartir o no la comida, cómo cubren los gastos de productos de uso común, como el detergente, y en qué momentos hacer ruido o no.
 
Categoría : Datos útiles | Comentarios [0]
 
  13 » Oct 2009
Recomendación para este jueves
 
Este jueves 15 se emitirá el programa Uniendo Rutas por RadioPerio, y su contenido se basará en torno a Las Grutas. Se trata de una emisión realizada por alumnos de la carrera de Comunicación Social de la Universidad de La Plata, que busca revalorizar el interior y los lugares de origen de los estudiantes. Esta semana será el turno de la playa rionegrina.
Los oyentes podrán escuchar información acerca de este lugar turístico, las principales actividades y servicios, así como comentarios sobre Las Grutas, a través de la página web de la Facultad. www.perio.unlp.edu.ar.
RadioPerio se emite sólo a través de Internet. Su ausencia del dial significa una ventaja para todos los rionegrinos, que pueden sintonizarla desde sus hogares a través del sitio web de la Facultad. Además de Uniendo Rutas, un programa viajero, podrán disfrutar de Carrusel, que ofrece la agenda cultural de La Plata, y Sintonía Virtual, que desarrolla noticias universitarias.
La cita es este jueves a las 13 horas, por RadioPerio, en www.perio.unlp.edu.ar Hacer click en el vínculo de Radio Perio. Se recomienda usar Winamp para oírlo sin complicaciones. Para comunicarse con la producción del programa: uniendorutas@hotmail.com
 
Categoría : Datos útiles | Comentarios [1]
 
  08 » Oct 2009
Inscripción en la carrera: un trámite menos
 
Aunque la etapa de inscripción a la carrera resulte, en la mayoría de los casos, una instancia de conocimiento de la nueva ciudad, es importante ser conscientes de sus desventajas. Realizar este trámite implica un costo muy alto, ya que tanto el estudiante como su acompañante deben cubrir los gastos de transporte ida y vuelta y la estadía durante una o dos jornadas.
Viajar desde General Roca a La Plata o Buenos Aires, por ejemplo, se traduce en un gasto de más de 300 pesos en ida y vuelta. Éste número debe ser multiplicado por dos, debido a que los futuros estudiantes universitarios suelen hacer el trámite acompañados por algún familiar o amigo, y sumado a los costos de alojamiento y alimentación. De esta manera, es necesario gastar entre 800 y 1000 pesos para llenar unas planillas y presentar una fotocopia del DNI.
Es por eso que, desde el Centro de Estudiantes Rionegrinos de La Plata (RIO) y el Centro de Estudiantes Rionegrinos de la Capital Argentina (CERCA) se impulsó la iniciativa de la inscripción a distancia tanto para los cursillos de ingreso de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) como para el Ciclo Básico Común (CBC) de la Universidad de Buenos Aires. Es así como los rionegrinos pueden estar anotados en las carreras que elijan sin necesidad de trasladarse a la región metropolitana.
Los interesados en comenzar a cursar el CBC deben enviar la documentación necesaria (fotocopia del DNI, foto carnet, certificado de estudios secundarios completos, etc.) en octubre a la Oficina de Educación de la Casa de Río Negro en Buenos Aires. Desde esa dependencia se realizará tanto la inscripción que se desarrolla durante octubre y noviembre, como la reconfirmación de la inscripción que toma lugar en febrero y marzo. Una vez realizada la operación, se anunciará su éxito o su fracaso al interesado vía correo electrónico. En cuanto a la Universidad Nacional de La Plata, sólo se cuenta con una instancia de inscripción en noviembre y diciembre, que también puede hacerse a distancia al enviar la documentación a una dirección determinada de la capital bonaerense.
Para conocer con exactitud los documentos que deben enviarse y las direcciones postales que serán destinatarias, se pueden acceder a los vínculos ubicados en el margen derecho de la página del Ministerio de Educación de la Provincia de Río Negro y conocer los detalles tanto de CBC como de la UNLP.
 
Categoría : Datos útiles | Comentarios [3]
 
  20 » Aug 2009
RIO: un nido nuevo
 
En muchas ocasiones, los tiempos adversos generan la necesidad de establecer nuevos vínculos para fortalecerse a partir de la unión colectiva. Esas relaciones se dan entre pares, entre aquellos dueños de historias que, de algún u otro modo, se parecen a las nuestras.
En el caso de los estudiantes, urge la necesidad de toparse con alguien que comparta la misma expectativa por llegar a un lugar nuevo, mezclada con la idéntica nostalgia que produce estar lejos del hogar. No hay nada mejor que reunirse con otros que hablen con nuestros códigos: alguien que le diga “cintex” a la cinta adhesiva, que no necesite que le expliquen qué es el canalito roquense y por qué, en Cipolletti, Kímika se escribe con K.

Para eso existen los centros de estudiantes de las ciudades y las provincias. A diferencia de las agrupaciones de carácter político que funcionan dentro de las facultades, estos centros tratan de servir como núcleo para todos los alumnos de la misma procedencia. En La Plata, casi la totalidad de las ciudades bonaerenses más importantes cuenta con uno de estos espacios, auspiciado por los municipios locales.
Las ciudades más lejanas se hacen presentes a través de los centros provinciales. Ese es el caso de RIO, el Centro de Estudiantes Rionegrinos en La Plata. El presidente de esta institución, Nicolás Aís, explica que realizaron un censo que arrojó un total de 3500 jóvenes de la provincia estudiando en La Plata. De ellos, 1200 están empadronados en RIO.
Para unirse al centro de estudiantes sólo se necesita abonar una cuota mensual meramente simbólica. Al pagar un peso por mes, los jóvenes acceden a los beneficios que otorga la institución: servicio de impresora y fotocopiadora, Internet y descuentos en los pasajes de regreso a sus ciudades de origen. RIO recibe un subsidio del gobierno provincial para cubrir con sus gastos de funcionamiento. A partir de esta relación, muchos alumnos son reacios a participar, ya que vinculan a sus miembros con el partido radical, a pesar de que ellos explican que realizan sus tareas ad honorem.
Más allá de los beneficios que reciben los estudiantes y quiénes apoyan la iniciativa, lo importante de RIO es su espíritu solidario y colectivo. El lugar funciona como un punto de encuentro para todos aquellos estudiantes que quieran sentirse como en casa Para eso, aunque sin actividades planificadas, buscan apoyar cualquier proyecto social, cultural o deportivo que se presente, como peñas, torneos de fútbol, exposiciones o clases de baile.
El espacio está abierto a las inquietudes y las propuestas que acercan los mismos estudiantes. Busca cultivar amistades y acompañar a los rionegrinos recién llegados que tengan problemas para adaptarse a la ciudad y a sus ámbitos de estudio. Aunque vale destacar los beneficios económicos, quizá la función más importante sea la humana, la que se encarga de construir un nuevo nido, lejos de casa pero con ramitas rionegrinas.
 
Categoría : Datos útiles | Comentarios [8]
 
  08 » Aug 2009
Compartiendo experiencias
 
Las miro y me río de mi perversión. Ni siquiera se imaginan lo que estoy pensando. Su charla parece tan cotidiana: Paula come medialunas con jamón y queso, Daniela mastica un caramelo y Natalia fuma mientras cambia, por inercia, los canales del televisor en busca de un noticiero. Todavía falta una hora para cursar el teórico y el frío de la mañana nos ataca en el estómago.
Yo les pregunto y les cuento, así no se dan cuenta de que las estoy entrevistando. Para que se sorprendan luego, al enterarse de que su charla matinal es para mí un rico recurso periodístico.
“Vivir en casa era diferente. A mí me despertaban con el desayuno en la cama”, cuenta Daniela. Algunas se identifican con sus palabras. Hay otras que no, que en su casa ya realizaban muchas tareas del hogar. Lo cierto es que ahora son ellas las encargadas de limpiar sus departamentos.
Jorgelina vive en una pensión y cuenta, con entusiasmo, que ella no tiene que preocuparse por la limpieza. Además, se divierte mucho más, en compañía de las demás residentes. Otra pone cara de resignación, y dispara que su residencia es un completo desastre.
Natalia cuenta que “vivir sola es lo mejor porque tenés tu propio espacio”. En las pupilas se le presenta la imagen de su monoambiente y aclara: “no sé cómo voy a hacer cuando venga mi hermana”. Hay que volver a compartir, claro, pero muchas ya se habituaron a tener todo a su disponibilidad. Daniela retrata, entre las risas de las demás, las peleas que tenía con su hermano en Esquel. Como él es más chico, todavía tiene tiempo para preocuparse.
Las chicas se sorprenden de su crecimiento. “Llegaba todos los días tarde al colegio”, se acuerda Florencia. Daniela se acuerda de lo despacio que manejaba su mamá en las frías mañanas chubutenses, cuando la llevaba a la escuela. Pero ahora sólo dependen de un despertador y, a pesar de eso, han mejorado su puntualidad. Parece que esas cosas se aprenden sólo a partir de la necesidad.
Paula es de Necochea y ofrece un retrato muy diferente. “Yo me iba sola en bicicleta. Tenía que hacer cuarenta cuadras, ¡con ese frío! Además vivo en la calle que da a la playa, así que tenía que pedalear en medio del viento”, relata. Todas se compadecen de su comentario, pero la verdad es que muchas tienen que despertarse temprano ahora y pasar frío caminando o en una garita de colectivo.
Mañana empiezan las vacaciones y nadie parece tener ganas de irse. Planeamos el fin de semana en la ciudad, lo que haremos en esos días que podríamos estar de vuelta en casa. Pero ya nos acostumbramos. La necesidad nos obligó a hacer nuevos amigos, a encontrar nuevos espacio para pertenecer. Ya no pensamos sólo en volver; también queremos compartir un rato con el testigo de nuestro crecimiento.
 
Categoría : Primera Persona | Comentarios [0]
 
  31 » Jul 2009
Mamá pájaro
 
La familia. Es difícil definir algo tan cercano, tan diverso y tan fundamental. Se trata del primer grupo de pertenencia que tenemos en nuestra vida. Cada uno establece con este núcleo una relación única e irrepetible. Aunque existe el odio entre familiares, me aferro a pensar que, en una estadística, la mayor porción de la torta se la lleva el amor incondicional.
Eso es lo primero que uno aprende cuando nace: a amar a su familia sin condiciones ni prerrogativas. Es tan difícil elegir entre mamá y papá. Cuesta tanto no querer lo mejor para nuestros hermanos. A pesar de los celos, un hermano es el mejor regalo que nuestros padres nos pueden dar. Se trata de amigos incondicionales que nos prestan su amor y su apoyo en todo momento y lugar.
A la familia se la quiere como a la respiración. Uno inhala y exhala de una forma tan mecánica que llega a olvidar la importancia de este hábito. Cuando nos falta el aliento, nos agobian el dolor y la desesperación. Es entonces cuando reparamos en lo necesaria que nos resultaba, cuando nos arrepentimos de no haberla valorado.

Cuando volamos lejos del nido y dejamos a los otros pájaros atrás, comenzamos a tener presente el amor que sentimos por ellos. Al volver a verlos, los abrazos, las risas y el barullo de la comida nos impiden decirles cuántos los amamos.
Otras veces nos quedamos en silencio. Aunque estemos sin decir nada ni establecer ningún contacto físico, existe ese no sé qué del estar juntos, ese olor a familia, ese bienestar imperceptible que se da con su compañía. Es entonces cuando el amor se vuelve respiración. Sólo nos damos cuenta de su importancia cuando estamos lejos, y nos falta su cariño silencioso.

Cada familia es distinta, pero el amor de los padres hacia sus hijos se parece en su supremacía. No sé si existe en el mundo una versión similar de ese cariño, de esas ganas de hacer cualquier sacrificio con tal de que seamos felices

¿Un dos en matemática? ¡No te olvides del abrigo! ¿A estas horas andas caminando solo? Mamá ya soy grande. ¿No ves que vivo solo papá?

Por más grandes que seamos o más solos que estemos, los padres nunca van a dejar de cumplir esa función. De protegernos y entregarnos todo lo que tengan a su alcance, de querer lo mejor para nosotros, de sacrificar parte de su bienestar para conseguir el nuestro, de mostrarnos su mejor sonrisa ante cualquier eventualidad.

Comprá lo que necesites. Si te gusta llevalo, total yo no lo uso. ¿Qué puedo hacer por vos?

Con quererme es suficiente.
 
Categoría : Primera Persona | Comentarios [4]
 
 
1 2 3 4 Siguiente
Datos útiles[8]
Entrevistas[2]
Primera Persona[6]
Varios[10]
Probando el viento
Un ejemplo de ayuda
Reglamentos de las residencias universitarias
Recomendación para este jueves
Inscripción en la carrera: un trámite menos
RIO: un nido nuevo
Compartiendo experiencias
Mamá pájaro
Residencia Universitaria
Números que valen
Octubre 2009 [2]
Agosto 2009 [2]
Julio 2009 [2]
Junio 2009 [2]
Mayo 2009 [3]
Abril 2009 [4]
Marzo 2009 [7]
Febrero 2009 [4]