31 » Mar 2008 PCs, celulares y ahora hoteles: cuba ve algo de libertad



Por Silvia Ayuso, desde La Habana,

Entrar en un hotel de lujo, registrarse y aprovechar todas las instalaciones y servicios que ofrece. Lo que podría parecer un acto normal en muchos países, ha causado una gran sensación en Cuba donde, desde la pasada madrugada, por primera vez en más de una década los ciudadanos de la isla vuelven a tener derecho a alojarse en uno de estos hoteles sin restricción alguna.
La medida incluye la posibilidad de alquilar un coche o inscribirse en las excursiones hasta ahora limitadas a los turistas extranjeros, eso sí, pagando el mismo precio que los foráneos en cuc -el peso convertible, equivalente a 1,08 dólares al cambio bancario-.
Forma parte del levantamiento del "exceso de prohibiciones y regulaciones" que prometiera el nuevo gobierno de Raúl Castro hace poco más de un mes. Pero, al igual que otras medidas adoptadas en las últimas semanas, como la liberación de la venta de computadoras y electrodomésticos a partir de este martes, no ha sido anunciada oficialmente: ningún medio de comunicación cubano se hacía hoy eco de la noticia. De hecho, ésta pilló de sorpresa a los propios gerentes de los hoteles.





"Nos enteramos todos anoche", dijo a dpa la directora comercial del Hotel Riviera, Roxana Prieto.
"No la esperaba, fue una sorpresa", admitió. "Sencilla y llanamente, a todos los directores de hoteles se les citó, se les informó que a partir de las 12 de la noche de ayer para hoy, los cubanos tenían la posibilidad de hacer uso de todos los servicios que cualquier extranjero tuviera, alojarse en los hoteles, rentar un auto, hacer excursiones", explicó.
"Ha sido una noticia interna y teledirigida, muchos cubanos todavía no lo saben", corroboraba un empleado del Hotel Nacional que no quiso revelar su nombre.
"Entre el personal ha circulado por el boca a boca", aseguró. Pero si algo funciona rápido en este país caribeño es precisamente el boca a boca, o "Radio Bemba", como le llaman en Cuba. De hecho, el hotel Riviera recibía a su primera pareja de cubanos la misma noche en que se levantó la restricción, confirmó Prieto.
"Tenemos ya dos cubanos alojados desde anoche. Vinieron y se alojaron", señaló. Para ello, indicó, los únicos requisitos son los aplicables a cualquier persona que se quiera registrar en un hotel: un documento -el carnet de identidad en el caso de los cubanos- y pagar la tarifa, bien en efectivo o con tarjeta de crédito, aseguró.





El levantamiento de la restricción -que nunca figuró específicamente como ley, puesto que la Constitución cubana incluso garantiza el derecho a disfrutar "de los mismos balnearios", sino que fue una medida tomada durante la crisis de los años 90, provocada por la caída del bloque soviético- era el tema de conversación también este lunes en las agencias de alquiler de automóviles.
"Para nosotros es una grandísima sorpresa", admitía un empleado de la agencia Cubanacar que pidió mantener el anonimato. Hasta ahora, los cubanos no podían alquilar directamente un vehículo en una de las agencias estatales -únicas- del país.
Aunque había "trucos", reconoció el empleado. "Normalmente lo alquilaba un extranjero y el cubano era el segundo conductor", explicó, agregando que "ahora, el cubano puede venir y ser el titular del coche".
Se felicitó por ésta y las nuevas medidas como la liberación de la venta de computadoras o celulares -la única anunciada oficialmente hasta la fecha- que, sin embargo, destacó, "en otros países era un derecho sobreentendido". "Computadoras, bicicletas eléctricas y microondas... vaya, lo normal, lo que tiene un indio es lo que vamos a tener", ironizó. "Los cubanos están muy contentos, aunque la gran mayoría no pueda permitírselo, al menos ya no está prohibido", coincidía con sus compañeros.





Con un salario medio de 17 dólares, las tarifas de los hoteles internacionales, a un promedio de 150 dólares por noche la habitación doble, están muy alejadas de las posibilidades de la mayoría de los cubanos que no tengan acceso a remesas o perciban divisas de alguna otra manera, es decir, los menos.
El alquiler de un vehículo ronda los 80 dólares diarios, un precio tampoco asequible para la mayoría. Pero, coinciden observadores, se trata de medidas "psicológicas", de saber que, en caso poder permitírselo, los cubanos podrán hacerlo. Muchos nacionales habían criticado la restricción hotelera que regía en el país, y que algunos calificaban de "apartheid" cubano.
Ramón, un chofer privado cuyo salario ronda los 50 dólares mensuales, tampoco sabe cuándo podrá permitirse pasar una noche en esos hoteles de lujo que divisa cada día desde su auto.
Aun así, aseguró que la noticia es una "maravilla" y se felicitó por que los cubanos "puedan disfrutar ahora de las instalaciones de nuestro propio país". La medida, señaló, supone sobre todo una pequeña apertura. "Ahora veo un poquito más de libertad". (DPA)
Comentarios:[0]

Categoria: IMPRONTA URBANA

31 » Mar 2008 Japón alista un robot-control remoto

El grupo electrónico Toshiba presentó este lunes una nueva versión de un robot doméstico que comprende las órdenes del usuario y asimila nueva información, gracias a una herramienta de reconocimiento de voz.
Dado que los controles remotos de las televisiones se han vuelto demasiado complejos, los ingenieros japoneses buscan desarrollar sistemas más intuitivos, especialmente destinados a las personas mayores.
Es por eso que "ApriPoco", un robot de sólo 21 cm de alto, está dotado de un oído y una función de comprensión semántica. Es capaz de memorizar términos nuevos que emplean por primera vez las personas que le utilizan.
Para ello, va creando un archivo de palabras (bajo los títulos de programas, canal, etc.) interrogando a su propietario sobre las últimas órdenes que da al control remoto.
"¿Qué haces?", pregunta el robot cuando el usuario presiona los botones. "Miro 'Sonata de invierno'" (una serie televisiva), responde el televidente cambiando de canal hasta llegar al correcto. "ApriPoco" memoriza esta acción y, la próxima vez, sabrá él mismo cambiar al canal correspondiente cuando se le pida "poner 'Sonata de invierno'".
Según Toshiba, el robot es capaz de comprender las órdenes incluso en un ambiente ruidoso (con el fondo sonoro de la televisión).
Gracias a su transmisión infrarroja, "ApriPoco" (todavía en estado de desarrollo) puede comandar también otros tipos de aparatos que reciban esa señal. También está equipado con un sensor de distancia que le permite tener en cuenta sólo los mensajes que le están destinados en un radio determinado.
Se espera que en un futuro sea dotado de otras funciones, como recibir órdenes a través de internet, para poner en marcha aparatos domésticos (como la calefacción) y mostrarle al dueño con sus 'ojos-cámaras' lo que sucede en la casa.
Comentarios:[0]

Categoria: Lo Ultimo en Tecno

29 » Mar 2008 COMPARTAMOS NUESTRO ESTILO: una invitación para Ud.

Quien desee compartir una foto o varias sobre un rincón de su casa preferido -por lo que sea- o bien de su parque o jardín, puede hacerlo de ahora en más.
Solo tiene que mandarnos su foto y comentario por este mismo medio.
Puede ser una ocasión más para que sigamos compartiendo, como hasta ahora, nuestros deseos y sueños.
Veamos que pasa.
Las puertas de "eH!" están abiertas.
Pasemos y veamos.

Horacio Lara
hlara@rionegro.com.ar
Comentarios:[0]

Categoria: IMPRESIONES del editor

29 » Mar 2008 EL LLAO LLAO, SIEMPRE RENOVANDOSE

Días atrás visitamos el Ala Moreno, que es la ampliación monumental que concretó el hotel Llao Llao, en Bariloche, para renovarse y seguir siendo fiel a su estilo glamoroso y lujoso.

Estas vistas -del fotógrafo Chino Leiva- complementan la idea que podemos llegar a tener de este sitio con las que veamos y leamos en la edición de este domingo 30 de marzo en el suplemento eH! que acompaña a la edición central del diario RIO NEGRO.

Espero que los subyugue tanto como a mí.



El hall del ala nueva, antes de entrar de lleno a ella.


El bar y la confitería del Ala Moreno, para la charla y el relax.


Desde una de las suites se ve esta parte del lago Moreno.


La playa que da a esta extensión del hotel.


Una parte del pasillo que une la parte tradicional del Llao, la Bustillo, con la nueva, la Moreno.


Un detalle, en el pasillo. Sutileza total.


Desde un sector de una suite, todo el paisaje.


Aire puro, en la terraza de una de las suites. Impagable.


Todo el confort imaginable, en el interior del Ala Moreno.
Comentarios:[0]

Categoria: Fotogalería

28 » Mar 2008 Una obra de la National Gallery perteneció a Hitler





Uno de los cuadros más famosos de Lucas Cranach el Viejo, Cupido quejándose a Venus, adquirido por la National Gallery de Londres en 1963, perteneció a la colección privada del dictador alemán Adolf Hitler, según informó la agencia EFE. Tras una investigación en la que la doctora Birgit Schwartz ha identificado la obra en una de las fotos de la galería de Hitler, el museo británico confirmó hoy que perteneció al dictador, aunque ahora tiene que descubrir cómo y cuándo llegó a su colección.
Cupido quejándose a Venus es una preciosa alegoría del pintor alemán renacentista (1472-1553) que muestra a un pequeño Cupido que ha robado un panal de miel y se queja a Venus de las picaduras de las abejas.
La pareja aparece junto a un manzano y Venus, de semiperfil y agarrada a una de las ramas del árbol, se muestra al espectador en toda su fascinante belleza. La famosa pinacoteca londinense pagó en su día 34.000 libras (43.000 euros) por esa obra maestra, pintada en torno a 1525 y que es una de las favoritas del público entre las que allí se conservan, explica el comunicado del museo.
Ha sido una inscripción latina en el óleo la que ha permitido determinar que Hitler fue su dueño, puesto que se aprecia perfectamente en la fotografía estudiada por la doctora Schwartz. La National Gallery ha desestimado la posibilidad de que el cuadro que aparece en la instantánea sea uno diferente, porque aunque Cranach y su taller hicieron muchas versiones de sus composiciones, rara vez realizaron réplicas exactas.
Cuando el museo londinense adquirió el cuadro a una casa coleccionista de Nueva York en 1963, ésta le aseguró que lo compró en una subasta de una colección privada de Frankfurt en 1909. Sin embargo, el museo supo después que fue una corresponsal estadounidense en el Berlín de 1945 la que cogió el cuadro de un almacén repleto de obras de arte situado al sur de Alemania y controlado por las tropas estadounidenses.
Lo que la pinacoteca quiere descubrir ahora es qué pasó con el óleo entre 1909 y 1945, especialmente cómo y cuándo llegó a la colección privada de Hitler.
Comentarios:[0]

Categoria: Galería de Arte