23 » May 2009 Nueva York prepara una revolución urbana

Por Luis Torres de la Llosa

desde Nueva York, de la agencia AFP


El corazón de Nueva York, Times Square, será sometido a partir de este domingo a una operación quirúrgica urbana que convertirá en zona peatonal a la avenida Broadway saturada de tráfico, primer paso de una revolución cultural en una ciudad donde el automóvil es rey.
El cambio consistirá simplemente en cerrar el tránsito sobre la avenida Broadway entre las calles 47 y 42, una especie de "bypass" coronario a la principal arteria de la ciudad cotidianamente tapada de vehículos.
La idea de convertir en peatonal una calle céntrica se ha vuelto una operación banal y hasta casi obligada en otras grandes urbes del mundo, pero para la Gran Manzana la idea de quitar poder al automóvil es subversiva.
"Es un cambio radical para la cultura norteamericana", explicó a la AFP Tim Tompkins, presidente de la Times Square Alliance que reúne a empresas, comercios y vecinos de la plaza más famosa de Nueva York.
Según un ranking de la revista Forbes Traveller, Times Square es el lugar favorito de los turistas en Estados Unidos, donde Nueva York atrae a 47 millones de visitantes que dejan 30 mil millones de dólares por año. Rodeada de rascacielos y vistosos carteles publicitarios, escenario del rito anual de la bola luminosa que dispara los festejos de Año Nuevo y capital mundial de la comedia musical, Times Square es víctima de su propia fama.
"Hace 15 años, la queja principal era el crimen", dice Tompkins.
"Hicimos una encuesta y ahora la queja es que hay demasiada gente", agrega. Y la gente -unas 365.000 personas a diario en promedio- de hecho ya no cabe en las aceras donde se amontonan transeúntes, turistas y hasta el infaltable "Cowboy Desnudo", probablemente el hombre más fotografiado del planeta. Para intentar avanzar, muchos bajan a la calzada, esquivando autos, ómnibus de turistas o taxis amarillos, y el caos termina a menudo en parálisis.



El alcalde Michael Bloomberg sabe que imponer cambios en una urbe con tal personalidad no es fácil, pero afirma querer convertirla en ciudad "verde" y para ello tiene como aliada a su comisionada de transporte Janette Sadik-Khan. Contrastando con funcionarios de la municipalidad reacios a cambios, Sadik-Khan buscó inspiración en el extranjero y viajó a Copenhague, donde impresionada por los adelantos contrató como consultor al urbanista Jan Gehl.
El resultado es una política gradual que tras algún ensayo en el barrio Chelsea tendrá su prueba de fuego en Times Square.
"Es bueno para el tráfico, es bueno para los negocios y creo que va a ser muy divertido", dijo Sadik-Khan. Según los defensores del proyecto, el tráfico seguirá circulando por la Séptima avenida --que también cruza Times Square--, o se desviará naturalmente hacia otras calles, conforme a una teoría urbana paradójica según la cual para descongestionar una vía es mejor hacerla más estrecha que más amplia.
Durante un primera experiencia, el cambio se limitará a cerrar simplemente el tráfico, abrir el asfalto a los peatones y ocasionalmente instalar algunas mesas y sillas de uso libre.
Habrá eventos especiales como la retransmisión en pantalla gigante desde el vecino Radio City de la entrega de premios de teatro Tony el 7 de junio, o una sesión colectiva de yoga al amanecer el 21 de junio, el solsticio de verano. Según Tim Tompkins,
"Times Square es un lugar donde las tendencias culturales más amplias tienen a manifestarse" y "no es accidental que esto se produzca en momentos en que se habla de métodos de transporte alternativos y que las ciudades buscan mejorar sus espacios públicos".
Los ciclistas, que tampoco son privilegiados en Nueva York, esperan ansiosos los cambios. Un poco más al sur también se cerrará el tráfico de Broadway, entre las calles 33 y 35, en una medida similar a la de Times Square.
"Si funciona desde el punto de vista del tráfico, -concluyó Tompkins-, nuestra aspiración es crear un espacio público de primera clase a nivel mundial".
Comentarios:[1]

Categoria: DESDE NUEVA YORK

08 » Dec 2008 El primer reality show del arte, en NY

El primer reality show del mundo del arte titulado "Art Star", una serie que muestra el competitivo mundo del arte en Nueva York, se emitirá desde el 30 de enero, todos los viernes a las 23 en el canal Film&Arts.
A partir de una convocatoria abierta a la que acudieron 400 candidatos, los ocho artistas seleccionados deberán participar en una exposición grupal en la galería de arte neoyorquina Deitch Projects, comandada por el reconocido coleccionista y curador Jeffrey Deitch y el ganador del programa tendrá la posibilidad de acceder a una exposición individual en esa galería.
El programa registra a los artistas seleccionados mientras interactúan con destacados críticos, curadores, coleccionistas, y artistas en Nueva York, a la par que realizan nuevas obras como parte de la exposición colectiva.
Los artistas establecidos que interactúan con los participantes son Jeff Koons, Kehinde Wiley, Jon Kessler, Lee Quinones y Steve Powers.
Entre los críticos y curadores que participan del programa se incluyen Barbara Pollack, Debra Singer, David Rimanelli, Carlo McCormick, RoseLee Goldberg, Cary Leitzes, Alan Vega, Yvonne Force, James Fuentes and Mark Fletcher.
Se trata de ocho episodios de una hora, conducidos por el coleccionista y curador Jeffrey Deitch, donde van ocurriendo una serie de acontecimientos: en el primer capítulo Deitch, junto a curadores, artistas y colaboradores cercanos a su galería comenzará la ardua preselección de un pequeño grupo de artistas que deben ser hallados dentro de los 400 postulantes. Todos ellos sueñan ser el próximo ArtStar.
Para el episodio dos, se anuncian los candidatos que han sido elegidos para participar en el lujoso Soho Art Parade, mientras que en el tercer programa, Jeffrey les comunica a los participantes la primera misión: cada uno deberá crear una performance artística que será exhibida en un importante happening que él ha organizado en el penthouse suite del Soho Grand Hotel de Nueva York
Comentarios:[0]

Categoria: DESDE NUEVA YORK

07 » Aug 2008 LA ILUMINACION DEL EMPIRE STATE, bien olímpica

El Empire State Building (ESB) anunció que homenajeará a los países que compiten en los Juegos Olímpicos de este año, encendiendo cada noche en los cuatro lados de su famosa torre -norte, sur, este y oeste- los colores de las banderas de los países participantes a lo largo de los juegos de verano.
Es por primera vez en su historia que el ESB divide los lados de la torre con cuatro juegos de luces para representar a los países. Para las 17 noches que duran los juegos, la monumental iluminación honrará a los principales 66 países que participan en Beijing 2008, según la cantidad de atletas presentes por cada país.
"El Empire State Building hace su homenaje a los atletas que han entrenado y han trabajado toda su vida para llegar a este nivel internacional donde se reverencia la unidad, el atletismo y el espíritu deportivo", dijo James Connors, Gerente General del Empire State Building. "
Nos enorgullece que el Empire State Building pueda ser parte de esta celebración internacional y esperamos que las luces de la torre sean otra fuente de orgullo para los atletas y sus países participantes en los juegos de verano", agregó. Durante 17 noches consecutivas, los electricistas de ESB trabajarán contrarreloj para cambiar los 182 focos que harán brillar a la famosa torre ESB con los colores de cada país.
Un cambio de colores típico requiere seis electricistas, durante seis horas; la iluminación por países requerirá un equipo de electricistas, cada uno dedicado a un lado del edificio -norte, sur, este u oeste- para cambiar las luces.
Cada equipo ajustará manualmente los geles plásticos de colores sobre los focos para crear la combinación de colores apropiados para los cuatro países que ese día se homenajean.
Por el espíritu de la unidad y el trabajo en equipo, el ESB también está trabajando con el Consulado de cada país para dar a conocer la noticia, dando a los ciudadanos de cada país la oportunidad de experimentar el orgullo nacional de tener los colores de su nación iluminados en un lugar destacado en el Empire State Building y sobre el cielo de la Ciudad de Nueva York.
Comentarios:[0]

Categoria: DESDE NUEVA YORK

18 » Dec 2007 Europeos arrasan comprando, en la Quinta Avenida




Por Paola Messana, de AFP


Con dólares cambiados a cotizaciones históricamente bajas en relación al euro, los turistas europeos invaden la 5a avenida de Nueva York comprando todo lo que encuentran a su paso para las fiestas navideñas.
Los europeos se llevan sin discusión la palma 2007, aunque los jóvenes asiáticos son también multitud, como lo demuestra la pareja de japoneses embelesados ante unos diamantes que giran en una vidriera de la exclusiva joyería Tiffany's.
"Un iPod shuffle cuesta 79 dólares, en Francia serían 79 euros", o 40% más caro, calcula Sebastien Rius, un francés de 37 años que pasa unos días en Nueva York con su esposa. Chantal Rius encontró vestidos de la diseñadora estadounidense Diane von Furstenberg "a precios que desafían toda competencia" en una boutique de la 5a avenida, que como muchas otras comienzan sus liquidaciones antes de las fiestas, contrariamente a Europa, donde los saldos comienzan en enero. La pareja se declara "muy satisfecha" de haber alquilado un apartamento por 250 dólares la noche, luego de sentirse estafados al cambiar en el aeropuerto de Lyon sus euros "a 1,37 (dólar) en lugar de 1,47 la semana pasada".
En el subsuelo del cubo de vidrio que alberga a Apple frente a Central Park, decenas de vendedores alientan a los compradores a decidirse y una fila especial se forma para quienes quieren adquirir sus productos "estrella", los tres modelos del iPod.





El iPod nano cuesta 210 euros en promedio en Europa y 215 dólares en Nueva York, impuestos incluidos, lo que equivale a 85 dólares menos, a una cotización de 1,43 dólar por euro.
"La vestimenta y la electrónica son realmente muy convenientes aquí", subraya Federico Sanchez, un madrileño que se hospeda en casa de amigos neoyorquinos y se declara feliz "de estar en la capital del mundo y además encontrar buenas oportunidades".
Desafiando el viento glacial, miles de turistas, con frecuencia junto a su familia, hacen las veredas difícilmente transitables y fotografían absolutamente todo, desde la vidriera titilante de la juguetería FAO Schwartz hasta la verdadera "instalación" de plantas, guirnaldas luminosas y falsos regalos que cuelgan en la vidriera de la joyería Cartier. Una fila de espera de cerca de 15 minutos se renueva permanentemente delante de "Abercrombie & Fitch", una marca particularmente apreciada por los jóvenes franceses.
Los compradores recorren los cuatro pisos de la tienda recogiendo en sus brazos vestimenta a muy buen precio con la etiqueta "made in China".
"No comprendo porqué esperan a temperaturas glaciales, cuando pueden comprar esa marca en internet", estima Marcus Frick, un alemán de 35 años que llegó el domingo a Nueva York con su amiga Kathrin.
"Por supuesto que queremos hacer compras, pero no hay que exagerar: primero, la cotización del dólar es catastrófica para los estadounidenses y todos quienes tienen sus salarios en dólares y además, pasar una semana en Nueva York no es tan barato: el hotel nos cuesta 1.100 dólares la noche!", se queja.
Comentarios:[0]

Categoria: DESDE NUEVA YORK

20 » Nov 2007 Por una nueva Penn Station en el Correo Central

La estanción de trenes Penn Station se encuentra al oeste del sur del midtown de Manhattan, entre la calle 34 y la Sexta Avenida. La estación, diseñada por los arquitectos McKim, Mead y White, abrió el 8 de septiembre de 1910 para el Railroad de Long Island sobre el nuevo túnel del East River. En 1963 fue demolida para dejar el espacio necesario para la construcción del Madison Square Garden, lo que según el New York Times fue considerado como el mayor error de la ciudad: "probablemente seremos juzgados más por los monumentos que hemos destruido que por los que hemos construido".Actualmente la Penn Station presta los servicios de Amtrak (une más de 46 ciudades estodounidenses y cuenta con más de 500 estaciones ferroviarias distribuidas por todo Estados Unidos) y del Long Island Railroad.
Ahora, la idea es trasladar la Penn Station al Correo Central de Nueva York y crear una nueva estación de trenes y subtes para esta gran ciudad americana.





















Comentarios:[0]

Categoria: DESDE NUEVA YORK