Contáctenos
Tarifas Publicidad
Quienes Somos
Mapa del sitio
Todos los títulos Tapa de papel Ediciones Anteriores
   SECCIONES
   Tapa
  Todos los Títulos
   Regionales
   Municipales
   Nacionales
   Políticas
   Economía
   Internacionales
   Deportes
   Cultura y Espectáculos
   Policiales y Judiciales
   Vida Cotidiana
   OPINIÓN
   Editorial
   Carta de Lectores
   Columnistas
   SUPLEMENTOS
   Rural
   Informática
   El Económico
   Cultural
   Energía
   Debates
   Hogar
   INFO
   Escríbanos
   SERVICIOS
   Guía del Ocio
   Cines
   RECEPTORIAS
   CLASIFICADOS
   NECROLOGICAS
   Contactos
   Contanos tu historia
   Tarifas Publicidad
  
 
 
 

 

Lunes 4 de julio de 2005
   Cultura y Espectaculos

Para 'Pelusa' Rupayán es tiempo de empezar

El viedmense posee una de las mejores voces de la comarca y se destaca en cuanto género aborde, aunque prefiere el tango, las baladas y el folclore. Grabó su primer disco, "Tiempo de empezar", con una se lección de canciones.

05___f1_pd_cort
"Pelusa" Rupayán apuesta a crecer cada día.

VIEDMA (AV).- Jorge Rupayán, "Pelusa" para todos, se decidió a compartir el registro de su dotada voz y acaba de editar su primer disco "Tiempo de empezar"; si bien terminó

de darle los últimos detalles hace poco más de un mes, es un trabajo que tiene su tiempo de maduración.

El disco estuvo parado por dos años en el estudio Lihuén Records, "porque lo presenté en el Centro Cultural y no fue nadie, como que no le dieron importancia; eso me bajoneó y lo abandoné", explica el cantante viedmense.

Pero a partir de su presentación en la pasada edición de la Fiesta del 7 de Marzo de Carmen de Patagones, y gracias a la excelente respuesta de un anfiteatro colmado en espera de Abel Pintos, que le pidió bises una y otra vez, varios le alentaron a ver que era tiempo de mostrar el disco.

Así, canciones, chacareras y zambas dan forma a "Tiempo de empezar", en el que "Pelusa" grabó guitarras, batería y pianos, además de componer todos los arreglos, y contó con el aporte de Daniel Cantos -guitarrista sanjuanino recién afincado en la zona-, el bajista David Hueche, y Osvaldo Lucero, bandoneonista de Bahía Blanca Hay canciones conocidas como "Chacarera" de las piedras de Atahualpa Yupanqui, "Tristeza del por qué" de Horacio Guarany, "Qué mala suerte tengo" de Eladia Blázquez, que tienen nuevo tratamiento musical, y el tema que titula el trabajo, "Tiempo de empezar", de los viedmenses Hugo Tarruella y Vicente Avila.

Rupayán cuenta que estuvo parado un tiempo por algunos problemas de salud, y "volví más fuerte, con ganas de terminar este trabajo". En la lucha por vivir de su profesión de músico, transita distintos escenarios y diferentes géneros; así, en bares y pubs combina boleros, baladas y tangos, con algunas canciones folclóricas.

En esa profusión de géneros que se crea esas actuaciones, "donde a veces hay más trabajo que realización artística, hay temas que los hago por laburo, pero cada vez menos; antes hacía canciones que no me gustaban porque había que ganarse el mango, pero ahora me concentro en un repertorio que me gusta".

Como proponiéndose recuperar algo del tiempo perdido, "Pelusa" ya está trabajando en el segundo material discográfico: "es algo que lleva mucho tiempo; pero ya sé voy a incluir dos temas míos, alguno de Daniel Cantos y otro de Vicente Avila", adelanta, a la vez que expresa su deseo de incluir en el grupo de trabajo a su hijo Sebastián, que con 16 años toca los teclados.

Por distintas circunstancias, "Pelusa" aprendió música solo, desde muy chico, observando a los demás. Y en esto destaca el hecho de haber trabajado en distintas etapas junto al músico viedmense David Linares, con quien actualmente se desempeña como vocalista de su sexteto. "Por suerte, estoy aprendiendo todavía; estar junto a músicos como David, como Rocky Aguirre, musicalmente te abre el panorama".

Empezó muy chico de la mano de un tío acordeonista, y con 17 años ya andaba de gira con grupos bailables como Star 2002 -que supo animar cuanto festejo hubiera en la zona-. Durante seis meses anduvo de gira por varias provincias con el grupo cordobés de cuarteto Serpentina, y hasta tuvo la oportunidad de grabar un disco en Buenos Aires con un productor que manejaba figuras como Guillermo Guido y Guillermo Fernández.

Esa parte de la historia comenzó cuando un productor lo vio actuar en la fiesta del 7 de Marzo y le ofreció grabar en Buenos Aires; luego de hacer un demo, solo en la gran ciudad, la añoranza y la costumbre de vivir en el pueblito, le impidió permanecer más tres meses y se volvió al terruño. Rupayán ahora se arrepiente, sabiendo que fue una oportunidad perdida.

Ignacio Artola

 

Una voz conocida

La voz de "Pelusa" está presente todos los días, en todas las casas, a través de jingles para comercios y empresas de la zona, ya que es la voz preferida del pianista David Linares, quien ha hecho a gran cantidad de trabajos publicitarios.

Rupayán necesita expandir su horizonte, pero sabe que salir a mostrar tu trabajo sin apoyo es muy difícil; y expone que "a veces yo me embronco con todos, porque cuando pedís algo, no te dan, pero cuando te necesitan, te llaman".

Y es que cuando ha salido a tocar, le ha ido más que bien; por ejemplo, en el festival folclórico de Ayacucho, en la provincia de Buenos Aires, ganó el primer premio como vocalista y además fue la revelación del festival.

Además de sus actuaciones en pubs, festivales y peñas, Rupayán tiene una cita obligada todos los martes a la noche en Los Aromos al pie del puente viejo-, en una peña estable en la que se juntan varios folcloristas del lugar.

Así, el cantante expone su presente: "Trato de vivir de la música, intentando hacer lo mejor cada día, para que el público sienta que uno progresó y que uno lo sorprende. Porque en definitiva, la gente es la que te sube y la que te baja". (IA)

 

 

Buscador

Es una publicación de Editorial Rio Negro SA.Todos los derechos reservados
Copyright 2004