Contáctenos
Tarifas Publicidad
Quienes Somos
Mapa del sitio
Todos los títulos Tapa de papel Ediciones Anteriores
   SECCIONES
   Tapa
  Todos los Títulos
   Regionales
   Municipales
   Nacionales
   Políticas
   Economía
   Internacionales
   Deportes
   Cultura y Espectáculos
   Policiales y Judiciales
   Vida Cotidiana
   OPINIÓN
   Editorial
   Carta de Lectores
   Columnistas
   Panorama Politico
   SUPLEMENTOS
   Rural
   Informática
   El Económico
   Cultural
   Energía
   Debates
   Hogar
   INFO
   Escríbanos
   SERVICIOS
   Guía del Ocio
   Cines
   RECEPTORIAS
   CLASIFICADOS
   NECROLOGICAS
   Contactos
   Contanos tu historia
   Tarifas Publicidad
  
 
 
 

 

Viernes 6 de mayo de 2005
   Regionales

Inhabilitación perpetua y prisión en suspenso a Massaccesi y su gabinete

Penan a Massaccesi, Di Nardo, Chironi, Rappazzo y Sarandría. La condena es por peculado, y aún no quedó firme.

Horacio Massacce-si: para él la pena más severa.
Di Nardo, en segundo grado de responsabilidad.
Rappazzo era jefe para los empleados del banco.
Fernando Chironi: ¿qué pasará con su banca?
Sarandría firmó el decreto y estuvo en el banco.

Casi 14 años después de producido, el asalto al Tesoro Regional del Banco Central que creó el eslogan de un presunto Robin Hood patagónico, finalmente llegó a instancia de condenas:

El ex gobernador radical de Río Negro Horacio Massaccesi fue condenado a tres años de prisión en suspenso y a la inhabilitación absoluta perpetua para ejercer cargos públicos al ser considerado autor penalmente responsable del delito de malversación de caudales públicos en la figura de peculado.

En la misma sentencia, el ex ministro de Economía provincial, Raúl Di Nardo, fue condenado a dos años y medio de prisión en suspenso e inhabilitación perpetua; mientras que a dos años de prisión e igual inhabilitación absoluta y perpetua para ejercer cargos públicos fueron sentenciados el actual diputado nacional por el radicalismo rionegrino y ex ministro de Gobierno Fernando Chironi; el ex ministro de Salud Ricardo Sarandría; y el ex director ejecutivo del Banco de la Provincia de Río Negro, Roberto Rappazzo Cesio.

La resolución fue dictada el miércoles por la jueza Federal de General Roca, María del Carmen García, aunque trascendió recién ayer.

La magistrada consideró que tanto el entonces gobernador Massaccesi como los integrantes de su gabinete actuaron con capacidad de entender y guiar sus acciones cuando, el 5 de julio de 1991, dictaron un decreto-ley disponiendo la incautación de 15 millones de dólares de propiedad del Banco Central de la República Argentina que estaban puestos en custodia en la bóveda instalada en el subsuelo del edificio del Banco Provincia de Río Negro en General Roca, por un acuerdo de guarda firmado entre la entidad nacional y la provincial.

Luego de reseñar todo lo dicho por los imputados en su defensa, la jueza indicó su convicción plena de "la intención y el conocimiento ínsito en cada uno de los sujetos en procura de hacerse de fondos que no pertenecían al erario público provincial, que sabían que les era ajeno" por lo cual calificó el accionar de los acusados como con "conocimiento y voluntad de un obrar típico y antijurídico".

La jueza estimó que el delito de peculado se tiene por probado por cuanto se cumplieron en el acto objetado los supuestos que esa figura penal exige: que el autor o los autores sean funcionarios públicos, que los bienes en cuestión sean públicos y que esos bienes hayan sido confiados a la persona en razón de su cargo o tarea".

Abundó en que, con la incautación de los fondos del Banco Central que se encontraban bajo custodia del ex-BPRN, no se buscó resguardar el bienestar de la comunidad -como plantearon en su defensa los imputados- sino que se persiguió "un efecto más que ventajoso para el inminente acto eleccionario", apreciación que el propio Massaccesi admitió en su declaración ante la jueza. La magistrada entendió que tal objetivo "se confirma con el resultado satisfactorio obtenido en las urnas, circunstancia de público y notorio".

Señaló la sentencia que lo que protege el Código Penal en este caso no son los bienes sino "la sujeción del funcionario a la ley", es decir, que el destino de los recursos del Estad debe estar regido por la ley "y no por la voluntad del funcionario público".

Rechazó también el argumento del "estado de necesidad" que invocaron los defensores de los acusados, negando como justificación el acotado desfinanciamiento del Estado rionegrino en ese momento -que ni siquiera había incurrido en atraso en el pago de salarios que vencía el mismo 5 de julio-.

La jueza García desestimó también que hubieran actuado en virtud de una norma dictada al efecto, indicando que el decreto 2/91, si bien formalmente pudo parecer correcto, en su contenido "estuvo dirigido a legitimar mediante el ejercicio abusivo de un derecho, el apoderamiento de bienes ajenos".

Como agravante al ponderar la pena consideró el cargo que desempeñaban los acusados, y como atenuante, el tiempo transcurrido, y resolvió prisión en suspenso según su grado de participación, más inhabilitación absoluta perpetua para cargos públicos.

La situación de Verani y de Casariego

El ex gobernador Pablo Verani, quien participó en su carácter de vicegobernador cuando se produjo el asalto al Tesoro Federal del Banco Central, está siendo procesado en esta causa, aunque con algo de demora, puesto que tuvo fueros hasta diciembre de 2003.

Precisamente hace unos días, a principios de abril, la Cámara Federal de Roca rechazó un planteo de su defensa, que había intentado ser juzgado en juicio oral en lugar de por la jueza Federal María del Carmen García.

En el mismo expediente por el cual se juzga la participación de Verani está incluida la situación procesal del ex fiscal de Estado, Pedro Casariego, aun cuando éste todavía mantiene fueros, por ser integrante del Tribunal de Cuentas de la provincia de Río Negro.

Nota asociada:

Chironi es diputado nacional y Rappazzo funcionario en Río Negro

Una historia llena de contratiempos

 

 

Buscador

Nota asociada:

Chironi es diputado nacional y Rappazzo funcionario en Río Negro

Una historia llena de contratiempos

 

Es una publicación de Editorial Rio Negro SA.Todos los derechos reservados
Copyright 2004