Contáctenos
Tarifas Publicidad
Quienes Somos
Mapa del sitio
Todos los títulos Tapa de papel Ediciones Anteriores
   SECCIONES
   Tapa
  Todos los Títulos
   Regionales
   Municipales
   Nacionales
   Políticas
   Economía
   Internacionales
   Deportes
   Cultura y Espectáculos
   Policiales y Judiciales
   Vida Cotidiana
   OPINIÓN
   Editorial
   Carta de Lectores
   Columnistas
   Panorama Politico
   SUPLEMENTOS
   Rural
   Informática
   El Económico
   Cultural
   Energía
   INFO
   Escríbanos
   SERVICIOS
   Guía del Ocio
   Cines
   RECEPTORIAS
   CLASIFICADOS
   NECROLOGICAS
   Contactos
   Contanos tu historia
   Tarifas Publicidad
  
 
 
 

 

Domingo 27 de febrero de 2005
   Regionales

Casi diez horas varados por desperfectos en el tren

Viajaban desde Bariloche a Viedma. Antes de llegar a Onelli se rompió la locomotora.

10_f1_p15_cort
Según sostienen los pasajeros, las roturas del tren son frecuentes.

INGENIERO JACOBACCI (AJ).- Cerca de 500 personas que viajaron ayer en el tren que une Bariloche con Viedma vivieron una verdadera odisea al quedar varados en medio del campo durante alrededor de 10 horas.

Debido a problemas mecánicos en la locomotora, el convoy partió de la estación de Bariloche con dos horas y media de retraso y luego de recorrer 150 kilómetros se quedó pocos kilómetros después de pasar por Clemente Onelli.

Los pasajeros manifestaron su indignación al señalar que, además de tener que padecer los desperfectos mecánicos nadie de la empresa Tren Patagónico atendió los reclamos como corresponde en estos casos.

"Cuando fuimos a sacar el pasaje nos dijeron que teníamos que estar en la estación a las 17 porque una hora más tarde el tren salía porque tenía que cumplir horario. Sin embargo partió de Bariloche después de las 20:30 y cada vez que preguntábamos cuál era el inconveniente, nos tenían a las vueltas para conformarnos. Es una vergüenza" sostuvo una mujer que viajaba junto a su familia desde Bariloche a Viedma.

De acuerdo al horario establecido, la formación debía partir desde Bariloche a las 18 para llegar a Viedma a las 10 de ayer. Al retraso en la partida se le sumó un parate de varias horas entre Clemente Onelli y Jacobacci debido a desperfectos mecánicos en la locomotora.

En el convoy viajaron hasta San Antonio la madre y la hija de Ricardo Ariel Rodríguez Soulé, un vecino de Bariloche que no ocultó su indignación al narrar la odisea vivida por sus familiares desde antes de partir hasta llegar a destino. El hombre detalló que los baños de la estación de Bariloche no se podían utilizar porque inodoros rebasaban de excremento y la suciedad que presentaba el lugar. A esto se le sumó la falta de información y la mala atención por parte de la empresa sobre lo ocurrido en el viaje y la forma en que debían viajar quienes lo hacían en segunda clase.

"Como no sabía por dónde iba mi familia. A la mañana -por ayer- llamé a la estación de Bariloche, al 423178, y nadie me atendió. Llamé a Viedma y nadie sabía nada hasta que desde la estación de San Antonio me informaron sobre el problema que había tenido la máquina y que una parte del tren había quedado cerca de Onelli con toda la gente y la otra había seguido Jacobacci para arreglar la locomotora. Es una vergüenza, los pasajeros de segunda clase viajaban amontonados y llenos de tierra y sin agua en los baños", señaló.

Luego de permanecer durante varias horas varada a pocos kilómetros de Clemente Onelli, la formación completa del tren partió de Jacobacci con rumbo a Viedma a las 8 de la mañana de ayer. Por horario tenía que haber llegado a las 22:30 del viernes.

Sin dar demasiados detalles, fuentes de la estación San Antonio Oeste informaron durante el mediodía de ayer que debido los desperfecto que sufrió la locomotora que tiraba la formación, "tuvo que viajar una locomotora de acá para poder traer el tren y va a llegar a San Antonio a las 16:30".

La falta de locomotoras obligó a las autoridades del Tren Patagónico a suspender el servicio local de ayer entre Jacobacci-Bariloche y viceversa.

Algunos jacobacinos que utilizan con frecuencia el tren afirmaron que en los últimos meses "este tipo de inconvenientes es común. A veces sabés a qué horas salís de una estación pero no la que vas a llegar a destino".

La falta de locomotoras y el mal estado en que se encuentran las pocas que tiene la empresa Tren Patagónico ha sido la causa principal de los accidentados viajes que debieron padecer los usuarios durante los últimos meses.

Algunos directivos de la empresa señalaron que durante la gestión anterior -de Germán Jalabert- sólo se preocupó por vender el tren a cualquier precio contratando para ello a reconocidas modelos y consiguiendo un certificado de normas IRAM, pero no se realizaron inversiones necesarias en el material rodante. "Ahora estamos pagando esas consecuencias", afirmaron.

 

 

Buscador

Es una publicación de Editorial Rio Negro SA.Todos los derechos reservados
Copyright 2005