Contáctenos
Tarifas Publicidad
Quienes Somos
Mapa del sitio
Todos los títulos Tapa de papel Ediciones Anteriores
   SECCIONES
   Tapa
  Todos los Títulos
   Regionales
   Municipales
   Nacionales
   Políticas
   Economía
   Internacionales
   Deportes
   Cultura y Espectáculos
   Policiales y Judiciales
   Vida Cotidiana
   OPINIÓN
   Editorial
   Carta de Lectores
   Columnistas
   Panorama Politico
   SUPLEMENTOS
   Rural
   Informática
   El Económico
   Cultural
   Energía
   INFO
   Escríbanos
   SERVICIOS
   Guía del Ocio
   Cines
   RECEPTORIAS
   CLASIFICADOS
   NECROLOGICAS
   Contactos
   Contanos tu historia
   Tarifas Publicidad
  
 
 
 

 

Lunes 17 de enero de 2005
   Vida Cotidiana

La mayoría de los argentinos tiene sangre indígena

Un estudio realizado en la Universidad de Buenos Aires dice que el 56% tiene genes de esa procedencia

BUENOS AIRES- El mito de que la mayoría de los argentinos desciende de europeos tuvo una fuerte desmentida por parte de la ciencia. En efecto, el 56% de los argentinos tiene antepasados indígenas, según un estudio que se realizó mediante análisis genéticos y en el cual se determinó además que el resto de la población es de origen europeo según reveló un informe publicado ayer en el diario "Clarín".

La demostración fue realizada a través del "mapa genético" que se confeccionó durante 12 años a través de un equipo de expertos encabezados por Daniel Corach, director del Servicio Huellas Digitales Genéticas de la Universidad de Buenos Aires.

Los resultados arrojaron que el 56% de la población argentina tiene genes indígenas, mientras que el 44% restante no los posee. Asimismo, en el estudio se determinó que sólo el 10% de los habitantes de la Argentina son "amerindios puros".

El trabajo demandó 12 años, ya que se inició en 1992, en los cuales se tomaron muestras de ADN al azar a un total de 12.000 personas de diferentes provincias argentinas.

"El análisis implicó leer los códigos inscriptos en el ADN mitocondrial que aportan todas las madres, y en el cromosoma Y, que sólo tienen los hombres y que les legan los padres. Y, que al no combinarse durante la unión para crear un nuevo ser, permanecen inalterables en las distintas generaciones", explicó la nota.

"No somos tan europeos como creemos ser", dijo Corach. Argentina, a principios del siglo XX, tuvo dos grandes movimientos inmigratorios, en su mayoría provenientes del Viejo Mundo -principalmente de España e Italia-, por lo que se llegó a decir que el 85% de los habitantes era de origen europeo.

Para determinar los genes indígenas que poseen los argentinos, los especialistas utilizaron un método que está en vigencia desde los años 80 y se reduce a una célula.

"Se cree que las dos grandes matanzas de población aborigen terminaron con 30.000 personas. Se supone que había más población. Seguramente lo que sucedió es que ellos tuvieron descendencia que está presente todavía. Creo que se sobreestima el componente europeo", comentó Corach.

El científico sostiene que "la muestra del estudio es representativa porque incluye a la población urbana pero no sólo de la Capital Federal", explica. "Si analizamos a la población de Barrio Norte (de Buenos Aires) nos dará un alto porcentaje de origen europeo".

 

 

Buscador

Es una publicación de Editorial Rio Negro SA.Todos los derechos reservados
Copyright 2005