Contáctenos
Tarifas Publicidad
Quienes Somos
Mapa del sitio
Todos los títulos Tapa de papel Ediciones Anteriores
   SECCIONES
   Tapa
  Todos los Títulos
   Regionales
   Municipales
   Nacionales
   Políticas
   Economía
   Internacionales
   Deportes
   Cultura y Espectáculos
   Policiales y Judiciales
   Vida Cotidiana
   OPINIÓN
   Editorial
   Carta de Lectores
   Columnistas
   Panorama Politico
   SUPLEMENTOS
   Rural
   Informática
   El Económico
   Cultural
   Energía
   INFO
   Escríbanos
   SERVICIOS
   Guía del Ocio
   Cines
   RECEPTORIAS
   CLASIFICADOS
   NECROLOGICAS
   Contactos
   Contanos tu historia
   Tarifas Publicidad
  
 
 
 

 

Domingo 2 de enero de 2005
   Nacionales

La angustia de los que no encuentran a sus familiares

Aún hay decenas de cuerpos que no fueron reconocidos. Dolorosas escenas en el sepelio de las víctimas fatales.

50_f1_p8_color
Familiares partidos por el dolor se agolpaban en las veredas de la morgue y de los hospitales esperando noticias de los muertos y heridos.

Familiares angustiados se esforzaban ayer por identificar los restos de sus seres queridos tras el trágico incendio. En verdad, el penoso trajinar de los familiares en busca de los heridos y muertos fue uno de los momentos más dramáticos posteriores al horror del jueves a la noche.

A su vez, un desolador e incesante desfile de sepelios se observó ayer a la mañana en el cementerio de la Chacarita, donde fueron inhumadas decenas de las víctimas fatales del devastador incendio ocurrido en el boliche República Cromagnon.

Los sepelios se sucedieron a partir de las 9, con escenas dramáticas de dolor por parte de familiares y allegados a los fallecidos. Participó el jefe de Gobierno, Aníbal Ibarra, quien se acercó desde hora temprana a la necrópolis.

Pasadas las 15 de ayer, un total de 120 cadáveres no habían sido aún identificados, lo cual potenciaba la desesperación de padres, hermanos y amigos que pasaron la madrugada y la mañana leyendo nóminas con los nombres de los 714 heridos -106 en estado crítico- o tratando de reconocer cuerpos.

Decenas de familiares acudieron a la Morgue Judicial y el cementerio de la Chacarita, a la espera de que les entregasen los cuerpos de sus seres queridos. Psicólogos caminaban entre la multitud tratando de dar consuelo. Algunos familiares buscaban a sus seres queridos, escudriñando frenéticamente las listas de muertos, heridos y desaparecidos.

Una mujer, Paula Espindolam, dijo que buscaba a s prima de 30 años de edad. "Ella está en la lista de desaparecidos, pero no sabemos si está muerta o herida. La h buscado en los hospitales, en todas partes, pero no he podido encontrarla", dijo.

La mayoría de las víctimas, según las autoridades, padecieron los efectos del humo o bien fueron arrolladas por los que trataban de escapar del lugar.

Las autoridades dijeron que más de una docena de personas que estaban en la discoteca siguen desaparecidas, y los diarios publicaron descripciones - color de pelo, color de ojos, tatuajes, la ropa que llevaban puesta - para que el público ayude a encontrarlas. Ayer, ciudadanos solidarios llevaron agua, comida y sillas portátiles a los que esperaban frente a cementerios y morgues. Por lo menos 50 víctimas han sido identificadas, dijeron las autoridades, pero el proceso iba lento porque muchas de ellas eran adolescentes que no llevaban cédula de identidad.

 

Fue a la morgue, pero lo halló vivo

Un chico de 13 años que sobrevivió al incendio en el boliche fue hallado por su madre sano y salvo en un lavadero de autos, donde el adolescente buscó refugio y fue socorrido por los propietarios.

El chico, de nombre Alejandro, salió ileso del incendio y llegó a un lavadero de autos donde, en estado de shock, no podía recordar los teléfonos de su casa, ni el nombre de sus padres. Entonces, los dueños del lavadero lo asistieron y le dieron un colchón para que durmiera. Al otro día, el chico se levantó y pudo recordar el teléfono celular de su madre, que corrió a su encuentro, en medio del llanto y la alegría.

 

Velas y flores en homenaje

55f2_p8_color
 

Decenas de ramos de flores y velas encendidas fueron colocadas por desconocidos en la puerta de la discoteca "República Cromagnon" para honrar la memoria de las 175 víctimas fatales y más de 800 heridos que dejó como saldo el trágico incendio. En forma lenta aunque sostenida numerosos desconocidos se acercaron hasta la puerta de la discoteca situada en la calle Bartolomé Mitre y Jean Jaures para dejar sus ofrendas en forma anónima. Al mismo tiempo, la gente se acercó con banderas argentinas y carteles con leyendas pidiendo por mayor seguridad en los boliches y en las calles en general. "El dolor de estas familias debería ser el de todo el pueblo argentino", decía uno.

 

Nota asociada:

TRAGEDIA EN EL BOLICHE: Dolor y bronca por la cantidad de muertos y la falta de previsión para evitar el incendio

 

 

Buscador

Nota asociada:

TRAGEDIA EN EL BOLICHE: Dolor y bronca por la cantidad de muertos y la falta de previsión para evitar el incendio

 

Es una publicación de Editorial Rio Negro SA.Todos los derechos reservados
Copyright 2004