Contáctenos
Tarifas Publicidad
Quienes Somos
Mapa del sitio
Todos los títulos Tapa de papel Ediciones Anteriores
   SECCIONES
   Tapa
  Todos los Títulos
   Regionales
   Municipales
   Nacionales
   Políticas
   Economía
   Internacionales
   Deportes
   Cultura y Espectáculos
   Policiales y Judiciales
   Vida Cotidiana
   OPINIÓN
   Editorial
   Carta de Lectores
   Columnistas
   Panorama Politico
   SUPLEMENTOS
   Rural
   Informática
   El Económico
   Cultural
   Energía
   INFO
   Escríbanos
   SERVICIOS
   Guía del Ocio
   Cines
   RECEPTORIAS
   CLASIFICADOS
   NECROLOGICAS
   Contactos
   Contanos tu historia
   Tarifas Publicidad
  
 
 
 

 

Domingo 02 de enero de 2005
   Policiales y Judiciales

Investigan si fue una venganza

CUTRAL CO (ACC).- Un incendio que presuntamente habría sido intencional, se desató pocos minutos antes de las 23 del último día del año en una vivienda situada en el barrio Daniel Sáez de esta ciudad.

Los bomberos acudieron a sofocar las llamas de la casa en la que no había ocupantes, pero sí se dañaron los muebles y se encontraron algunos indicios que permitirían especular que el incendio sería intencional.

En el último día de 2004, los bomberos voluntarios debieron acudir alrededor de las 23 a la casa situada en la calle Tucumán y 13 de Diciembre, donde residía la familia Guerrero, según se informó desde la policía. Hasta allí llegaron para sofocar las llamas que se habían iniciado, y aunque resta esperar el resultado de las pericias, existen elementos para presumir que se trataría de un hecho intencional.

En esta casa vivía un hombre que fue uno de los protagonistas de un hecho de sangre desatado en la madrugada del 3 de setiembre del año pasado.

A esta misma vivienda habían intentado ingresar -se estima que con fines de robo- al menos tres personas y el vecino, cansado de sufrir inseguridad, salió con un arma de fuego y disparó a los tres. Para dos de ellos, los balazos resultaron mortales y el tercero quedó hospitalizado.

Se trataba de los hermanos Tobías y Juan Carlos Campos de 17 y 22 años respectivamente, quienes murieron como consecuencia de las gravísimas heridas recibidas por los disparos.

Desde ese entonces, la familia Guerrero dejó el lugar para evitar confrontaciones posteriores, debido a que son vecinos de los Campos.

 

 

Buscador

Es una publicación de Editorial Rio Negro SA.Todos los derechos reservados
Copyright 2004