Contáctenos
Tarifas Publicidad
Quienes Somos
Mapa del sitio
Todos los títulos Tapa de papel Ediciones Anteriores
   SECCIONES
   Tapa
   Regionales
   Municipales
   Nacionales
   Políticas
   Economía
   Internacionales
   Deportes
   Cultura y Espectáculos
   Policiales y Judiciales
   Vida Cotidiana
   OPINIÓN
   Editorial
   Carta de Lectores
   Columnistas
   Panorama Politico
   SUPLEMENTOS
   Rural
   Informática
   El Económico
   Cultural
   Energía
   INFO
   Escríbanos
   SERVICIOS
   Guía del Ocio
   Cines
   RECEPTORIAS
   CLASIFICADOS
   NECROLOGICAS
   Contactos
   Contanos tu historia
   Tarifas Publicidad
  
 
 
 

 

Lunes 29 de noviembre de 2004
   Nacionales

La responsabilidad fiscal, con aval de 15 provincias

Es una ley clave en la negociación con el FMI. Neuquén y Salta insisten en su rechazo a la norma.

f1_p3
Sólo las provincias que adhieran a la ley recibirán un mejor tratamiento de Nación por sus deudas. De allí el aval de varios gobernadores.

El gobierno cuenta ya con la adhesión de 15 provincias para impulsar la Ley de Responsabilidad Fiscal, una iniciativa clave para la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI), y cuya reglamentación está a la firma del presidente Néstor Kirchner.

Hasta el momento, la ley, que establece entre otras cosas un límite a la posibilidad de endeudamiento y de gastos de las provincias, cuenta con la adhesión de los gobiernos de Entre Ríos, Formosa, Jujuy, La Rioja, Río Negro y Tucumán, según informó la Secretaría de Hacienda.

Junto a estas seis provincias, la iniciativa está para ser refrendada por las legislaturas de Corrientes, Chaco, Chubut, Mendoza, San Juan, Santa Cruz, Santa Fe y Tierra del Fuego.

En tanto, en Misiones, donde el oficialista Partido Justicialista se encuentra dividido en la Legislatura, el gobernador Carlos Rovira emitió un decreto adhiriendo a la norma, que si bien no tiene fuerza legal es considerado como "un gesto político" por el Ministerio de Economía.

La Ley de Responsabilidad Fiscal fue impulsada por el Poder Ejecutivo para compensar la falta de sanción de la Ley de Coparticipación Fiscal, tal cual como se había comprometido el Gobierno con el FMI que, entre otros temas, pone un límite al endeudamiento y el gasto de las provincias.

La iniciativa fue aprobada por el Congreso en agosto, pero la resistencia de las legislaturas provinciales a aprobarla impulsó al ministro de Economía, Roberto Lavagna, a reunirse en octubre con sus pares de las provincias para consensuar la "letra chica" que incorporará el decreto de reglamentación que está a la firma.

Una de las razones que pesó en la decisión de las provincias es que sólo aquellas que adhieran a la ley podrán renegociar sus deudas con la Nación bajo condiciones más favorables.

Más allá de estas negociaciones, el subsecretario de Relaciones con las Provincias, Carlos Fernández, explicó que en la redacción conjunta del decreto reglamentario "no hubo grandes cambios de fondo, aunque sí se fijaron todos los parámetros técnicos sobre cómo se medirán los niveles de ejecución de los presupuestos, entre otros aspectos".

El decreto, que cuenta con 26 páginas, todas de detalles técnicos, fue elaborado en conjunto con los ministros de las provincias. "En esas reuniones no hubo críticas desde el punto de vista técnico", dijo Fernández, y destacó la importancia de esta ley, ya que "por primera vez las provincias que adhieran a esta norma pueden sancionar a aquellas que no cumplen con el presupuesto". También por la adhesión a la Responsabilidad Fiscal, el Gobierno Nacional puede impedir que una provincia continúe endeudándose si no cumplió con las regulaciones establecidas.

"Esto no quiere decir que el gobierno Nacional tenga total libertad para aplicar sanciones. Se tienen que incumplir con los parámetros como para llegar a ese extremo", destacó Fernández.

"La virtud de esta ley es que es cumplible, antes hubo otras iniciativas, más ortodoxas, pero no se pudieron llevar adelante", destacó el funcionario que mantuvo el diálogo con las provincias.

En tanto, Neuquén y Salta manifestaron su rechazo a la norma y exigieron, primero, la sanción de una nueva Ley de Coparticipación Federal, tal como lo establece la Constitución reformada en 1994.

Las provincias, que tienen deudas por 7.500 millones de pesos con la Nación deberán adherir a la Ley de Responsabilidad Fiscal, para acceder a un Programa de Financiamiento Ordenado. (Télam)

 

Nota asociada:

Temas ríspidos

Debate en Diputados

Decretos en la mira

 

 

Buscador

Nota asociada:

Temas ríspidos

Debate en Diputados

Decretos en la mira

Es una publicación de Editorial Rio Negro SA.Todos los derechos reservados
Copyright 2004