Contáctenos
Tarifas Publicidad
Quienes Somos
Mapa del sitio
Todos los títulos Tapa de papel Ediciones Anteriores
   SECCIONES
   Tapa
   Regionales
   Municipales
   Nacionales
   Políticas
   Economía
   Internacionales
   Deportes
   Cultura y Espectáculos
   Policiales y Judiciales
   Vida Cotidiana
   OPINIÓN
   Editorial
   Carta de Lectores
   Columnistas
   Panorama Politico
   SUPLEMENTOS
   Rural
   Informática
   El Económico
   Cultural
   Energía
   INFO
   Escríbanos
   SERVICIOS
   Guía del Ocio
   Cines
   RECEPTORIAS
   CLASIFICADOS
   NECROLOGICAS
   Contactos
   Contanos tu historia
   Tarifas Publicidad
  
 
 
 

 

Lunes 29 de noviembre de 2004
  Deportes

Loffreda se queja por las ausencias

DUBLIN (AFP).- El entrenador de Los Pumas, Marcelo Loffreda, está resignado a no poder contar con varios de sus internacionales para el test match del sábado frente a Sudáfrica, que se jugará en el estadio de Vélez.


Loffreda se mostró contrariado después del partido que perdió su selección contra Irlanda, por 21 a 19, en Dublín, por la decisión del comité directivo de la Liga nacional de rugby de Francia (LNR) de ratificar el rechazo de los clubes galos de liberar a los internacionales argentinos.


La LNR estima que este partido se sitúa fuera del “calendario” de tres semanas inicialmente acordado por la International board (IRB, órgano supremo del rugby) y correspondiente a los sábados 13, 20 y 27 de noviembre.


“Realizamos todo lo que teníamos que hacer. No cometimos ningún error, tal vez el fallo venga de otro sitio. Hicimos lo que pudimos, pero tendremos diez jugadores menos para el encuentro contra Sudáfrica”, explicó Loffreda, añadiendo que nueve de los ausentes juegan en Francia.


“Estamos decepcionados. Necesitamos ayuda”, comentó el técnico en referencia al aislamiento que siente la Unión Argentina de Rugby (UAR).


Al margen de los nueve jugadores franceses, el otro que no podrá jugar es Felipe Contepomi, del Leinster irlandés, quien se quedará en Europa para jugar contra el equipo francés Bourgoin.


El capitán argentino Agustín Pichot también se mostró decepcionado. “El sábado veinte mil personas irán al estadio a ver a sus héroes, a los que no vieron durante un año y que tampoco estarán ese día”, indicó Pichot, del Stade Francais parisino, quien será uno de los pocos jugadores liberados y estará en Buenos Aires.

“No somos mejores que Irlanda ni que Francia, pero queremos ser tratados con el mismo respeto”, añadió el capitán.

 

 

Buscador

Es una publicación de Editorial Rio Negro SA.Todos los derechos reservados
Copyright 2004