Contáctenos
Información
Quienes Somos
Mapa del sitio
Todos los títulos Tapa de papel Ediciones Anteriores
   SECCIONES
   Tapa
  Todos los Títulos
   Regionales
   Municipales
   Nacionales
   Políticas
   Economía
   Internacionales
   Deportes
   Cultura y Espectáculos
   Policiales y Judiciales
   Vida Cotidiana
   Tapa de papel
   OPINIÓN
   Editorial
   Carta de Lectores
   Columnistas
   SUPLEMENTOS
   Rural
   Informática
   El Económico
   Energía
   INFO
   Mapa del sitio
   Escríbanos
   SERVICIOS
   Cines
   Guía del Ocio
   RECEPTORIAS
   CLASIFICADOS
   NECROLOGICAS
   Contactos
   Contanos tu historia

 

Lunes 29 de noviembre de 2004
   Cartas de Lectores
 
“¿Víctima o victimario?”

“Me asombré e indigné días pasados por el comentario radial de la mañana sobre el abogado y periodista Jorge Gadano -cuyas notas sigo con mucho interés por su contenido y por las enseñanzas que dejan-, que es acusado públicamente por un acontecimiento ocurrido el año pasado en Capital Federal.
“El comentario en cuestión describía al nombrado casi como un delincuente profesional o un simple ratero de ciudad.
“Cuando una persona de 70 años con más de 50 de profesión y sus capacidades intelectuales intactas es acusado de esa manera, no cabe pensar otra cosa que se trata de un error, pero grande fue mi sorpresa cuando en páginas centrales durante días salieron el comentario y la acusación en un diario de Neuquén.
“De más está decir que admiro profundamente a este señor con mayúscula, no porque lo conozca personalmente sino por la esencia de sus escritos y por su defensa del bien y de la verdad, que siempre antepone a cualquier otro argumento. Por lo tanto, el hecho en sí me parece de lo más absurdo que he leído y escuchado últimamente.
“Desglosando lentamente la información pude hacerme una composición del lugar y del momento de lo acontecido y saqué mis propias conclusiones. ¿A quién beneficia denigrar al Sr. Jorge Gadano? Es fácil adivinarlo: a todos aquellos políticos cuyos intereses están puestos en el poder hegemónico conseguido a cualquier precio silenciando toda forma de crítica o cuestionamiento, a muchos periodistas mediocres y obsecuentes con el poder que esperan debajo de la mesa las sobras del banquete y también a los dirigentes intermedios y sus respectivos punteros sindicales y barriales, que esperan la dádiva mezquina que calme su apetito monetario o de favores.
“Todo esto el Sr. Gadano lo desnudó siempre en sus comentarios, es por eso que creo que el Sr. Lucio Eduartez no es víctima sino victimario, porque ¿cómo un simple empleado de hotel va llevar en su billetera 4.000 pesos y además la va a olvidar tranquilamente en un baño público, el mismo que por casualidad iba a ocupar el supuesto acusado?
“¿Cómo es posible encontrar en la ciudad de Buenos Aires un testigo ocular de un delito y que este señor haya tenido inmediatamente diez? ¿Cómo es posible conocer el taxi y su itinerario para avisar a la Policía Aeronáutica, que por una rareza inusual actúa inmediatamente, conociendo otros cientos de casos de asaltos ocurridos en pleno aeropuerto y que no se resolvieron nunca?
“Por lo que se puede deducir, el poder corrompe, y el poder absoluto corrompe absolutamente. Esta corrupción y forma de poder es la que permanentemente ataca en sus notas y comentarios este señor con mayúscula, es fácil encontrar en estos momentos de crisis moral y material victimarios por muy poco dinero, $ 4.000 (?). También es comprensible que alguien se ponga nervioso ante el cañón de una 9 mm o una amenaza cierta de muerte; eso explicaría el apuro descripto por los testigos a la salida del baño y también que un hombre inteligente y conocedor de la ley cometiera tantos errores juntos.
“Jorge Gadano molesta, y mucho. Bien por Jorge Gadano. Ya nuestro Señor anticipaba en sus parábolas lo que les pasa a los que defienden la verdad Lc. 21, 5-19.
“Me molestaron también los comentarios que despertó el hecho en algunas personas que llamaron a la radio para emitir su opinión, hábilmente manejadas e inducidas por el comentarista de turno. Aquí también cabe una frase de Jesús: ‘Allí donde está el cadáver se reúnen los buitres’. ¿No le parece?”.


José María Butín Killing, DNI 92.114.270
Villa El Chocón

 

“Respetemos la ley”

“Lo publicado por ‘Río Negro’ el 3/11/04 en la página cinco -‘Presionan por nueva ley de riesgos de trabajo’- me llevó a reflexionar y preguntarme si estos empresarios todavía quieren seguir cobrando los derechos de los trabajadores, que creo que ya hemos aportado bastante con nuestro sacrificio para mantener este sistema democrático al que debemos respetar, al menos respetando sus leyes, y más aún si emanan de su máximo organismo de aplicación, la Corte Suprema de Justicia de la Nación.
“Sabiendo del amplio espectro que abarca el ‘Río Negro’ en el ámbito nacional, sugiero a estos empresarios que sólo buscan llevar agua a su molino que así también deberían preocuparse para desenmascarar a las empresas y/o empresarios inescrupulosos que no sólo se conforman con las suculentas ganancias que obtienen sino que también pagan a sus obreros salarios de convenios que nada tienen que ver con las reales tareas que realizan, con lo cual incurren en una estafa hacia sus dependientes, contando además con la conducta cómplice de algunos ‘sindicalistas’ que nada hacen para corregir estas arbitrariedades.
“Creo también que con ciertos artilugios contables causan si no daños, ‘engaños’ al fisco, tal como lo ha informado ‘Río Negro’ el 3 del corriente en la página página seis”.

Ulises Barra, DNI 13.202.427
Cipolletti

 

“Dr. Valdez”

“Hace once años empecé el camino a tu consultorio, ‘Horacito’ o ‘hijo’, como yo te decía. ¡Te debo la vida! ¡Cómo duelen los duelos! Hoy vengo a decirte que no fue la lluvia la que empapó la tierra la noche del 22 de noviembre... fueron las lágrimas de todos los que pasamos antes por el camino a tu consultorio, mientras íbamos llorando por un dolor y volvíamos curados con tu sonrisa dándonos la energía que necesitábamos.
“¡Cuánto trabajo me cuesta poder aceptar que ya no tengo a mi querido cardiólogo! ¿Cómo pensar en lo que ahora sigue, si tengo todos los sentimientos juntos, tristeza, impotencia, bronca?
“Me toca hacer la cosa más difícil que he hecho en toda mi vida: tener que aceptar esta dura realidad. La muerte te llegó demasiado temprano, pero, ‘hijo’, te digo con el corazón en la mano que el amor de tus pacientes no se acabó con tu muerte. Esta pérdida atravesó todos mis tiempos; me duele el pasado, el presente y, especialmente, el futuro, por eso te digo: hasta siempre ‘Horacito’”.


María Mancini de Prospitti LC 9.743.063
Cipolletti

 

“Río Negro y la alegría de servir a los demás”

“Comparto con ustedes unos versos del poeta indio Rabindranath Tagore y los recuerdos y pensamientos derivados de su lectura.
“ ‘Yo dormía, y soñaba que la vida era alegría’... en Río Negro todo es cuestión de ‘soñar y hacer’, porque Río Negro es ‘todo porvenir’.
“ ‘Desperté y vi que la vida era servicio’... pero, ¿para quién? Todo indicaría que es para la ‘familia política gobernante’, donde se habla mucho y todo es o parece ser para la foto. El reparto y clientelismo con los planes PER, Jefes y Jefas, becas y pasantías causan asco, ¿no? Las peleas e internas por los espacios de ‘figureti’, los puestos políticos/técnicos para los amigos y familiares o enroques para salvaguardar amistades o pactos son escandalosos. Salud y educación parecieran ser ámbitos priorizados para anarquizarlos. ¿Y la Justicia? Recuerdo el caso del Banco Provincia de Río Negro. Ahora, Hipasam, ¿será concesión o venta? Y tantas cosas más...
“ ‘Serví y vi que el servicio era alegría’ para todos, sin exclusiones. Principalmente para aquellos que han quedado heridos a la vera del camino y abandonados por las políticas del bienestar de unos pocos con el sacrificio de muchos. Agradecemos la infinidad de organizaciones no gubernamentales que sin afán de lucro y reconocimiento promovieron cooperativas y asociaciones de pequeños productores y artesanos, hogares para ancianos y pacientes ambulatorios, prevención y acompañamiento del embarazo adolescente, microcréditos, capacitaciones cortas, contención de pánico y fobias, etc.
“Pero más alegría nos daría que las estructuras legislativa, judicial y ejecutiva se desburocratizaran y se achicara al estándar de una provincia deseosa de crecer con el mínimo de estructura política y el máximo de eficientes servicios. Un plan estratégico de organización y desarrollo integral, ¿será mucho pedir? Y la reforma política, ¿será seria y transparente de mezquinos intereses partidarios?
“En fin, ¿qué servicio político soñamos que nos alegre? Que se trabaje por un ‘Estado que sea realmente de todos y para todos’ y no un botín partidario”.

Jorge Kelly, DNI 8.330.819
Vicaría de la Fraternidad
Obispado de Viedma

 

Gente agradecida

• Doelia Pollio, de Choele Choel, agradece a Mónica Houriet, quien con valores morales de los que poco se encuentran le devolvió en su domicilio la billetera que había extraviado el 6/11 y que contenía documentos y dinero. “Gestos como éstos merecen ser reconocidos de alguna forma. A Mónica, un ejemplo de persona, gracias”.
• La familia de Rodolfo Caso agradece la atención que se le brindó en el Policlínico Neuquén, en especial a los doctores Patricia Vasallo, Andrea Avaro y José de la Rosa; a los enfermeros ‘Pochi’, Gladis, Dago, Natalia, Josefa, Mary y Marita y a las mucamas y enfermeros de emergencia. “Que Dios los bendiga”, dice.
• Eduardo Zabala, de la Comisión de Fomento de San Javier, y Liliana Gordillo, coordinadora pedagógica del CTC San Javier, agradecen al Rotary Club de Viedma y al Banco Patagonia Sudameris que, a un mes y medio de iniciadas las gestiones ante el Rotary y éste ante el banco, entregó un equipo de computación completo (hasta con impresora) a una alumna del CTC infantil. “Ella es Abril, de seis años, quien tiene un diagnóstico de rubeola congénita y sordera bilateral, con alteraciones motoras-sensoriales. La niña presenta limitaciones físicas funcionales sin deambulación, ya que necesita de acompañantes en sus traslados; tiene lenguaje gestual y es dependiente en actividades de la vida diaria. “Es la satisfacción de haber culminado con éxito el trámite iniciado y haber obtenido la inapreciable sensibilidad de la gente que da respuesta a este tipo de pedidos algo que, sinceramente, no hay palabras para explicar. Por todo, ¡gracias!”.
• Los hijos de la fallecida Antonia Trujillo, de Chichinales, agradecen a las personas que los acompañaron en el dolor. Al doctor Clemente Pérez, quien la trató siempre con delicadeza y respeto; a Mari, Mirta y Laura, que la cuidaron con amor; a médicos y enfermeros de Emergencia y a vecinos y amigos que están siempre, en las buenas y en las malas”.
• Ofelia Stagno (Monina) agradece al doctor Ayup haberle quitado las jaquecas, “esperando no haberle dado muchas ‘ídem’ ”. Le desea amor, salud y alegría.

 

Buscador

Es una publicación de Editorial Rio Negro SA.Todos los derechos reservados
Copyright 2003