Contáctenos
Tarifas Publicidad
Quienes Somos
Mapa del sitio
Todos los títulos Tapa de papel Ediciones Anteriores
   SECCIONES
   Tapa
   Regionales
   Municipales
   Nacionales
   Políticas
   Economía
   Internacionales
   Deportes
   Cultura y Espectáculos
   Policiales y Judiciales
   Vida Cotidiana
   OPINIÓN
   Editorial
   Carta de Lectores
   Columnistas
   Panorama Politico
   SUPLEMENTOS
   Rural
   Informática
   El Económico
   Cultural
   Energía
   INFO
   Escríbanos
   SERVICIOS
   Guía del Ocio
   Cines
   RECEPTORIAS
   CLASIFICADOS
   NECROLOGICAS
   Contactos
   Contanos tu historia
   Tarifas Publicidad
  
 
 
 

 

Sábado 27 de noviembre de 2004
   Vida Cotidiana

Kirchner rechazó el aborto y calmó a la Iglesia

BUENOS AIRES (Télam).- La polémica en torno de la despenalización del aborto que se abrió esta semana llevó a que el presidente Néstor Kirchner expresara ayer que su postura "siempre fue de rechazo", lo que confortó y generó "consuelo" en altas autoridades de la Iglesia católica.

La controversia se generó días atrás, cuando el ministro de Salud, Ginés González García, afirmó que la despenalización del aborto evitaría las intervenciones clandestinas y sus riesgos, lo que provocó el rechazo del presidente del Pontificio Consejo de Justicia y Paz del Vaticano, Renato Martino, de visita en el país.

En Trelew, Kirchner dijo desconocer lo que había dicho el titular de Salud, aunque aseveró: "en eso hay libertad de conciencia, pero mi postura de rechazo al aborto fue siempre clara".

En el mismo sentido, el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, expresó a Radio 10 que "el gobierno no está trabajando" en ningún proyecto que contemple la despenalización de la interrupción del embarazo.

"No sé por qué Ginés dijo eso. No tengo noticias de que estemos preparando (un proyecto en ese sentido). El gobierno no está trabajando en eso", ratificó el funcionario.

Al conocer estas aclaraciones, el cardenal Martino -que ayer disertó en la Legislatura bonaerense y ratificó la postura histórica de rechazo de la Iglesia hacia el aborto- dijo: "que no haya ningún proyecto, me conforta y consuela muchísimo, y me repone del enojo".

"La protección de la vida está inscripta en la Constitución de la Nación argentina, así que me enojé porque el aborto es un asesinato, y mucho peor porque se mata a una criatura que no tiene posibilidad de defenderse", explicó.

Reseñó asimismo que en El Cairo "se logró que el aborto no se pueda invocar como método de planificación familiar, y esa es una regla internacional que no ha sido revocada hasta la fecha".

Otro que se sumó para bajar el tono de la polémica fue el ex presidente Eduardo Duhalde, quien en declaraciones a radio Continental afirmó: "Yo creo que las leyes hay que dejarlas como están; no creo que sea momento de modificaciones".

 

 

Buscador

Es una publicación de Editorial Rio Negro SA.Todos los derechos reservados
Copyright 2004