Contáctenos
Tarifas Publicidad
Quienes Somos
Mapa del sitio
Todos los títulos Tapa de papel Ediciones Anteriores
   SECCIONES
   Tapa
   Regionales
   Municipales
   Nacionales
   Políticas
   Economía
   Internacionales
   Deportes
   Cultura y Espectáculos
   Policiales y Judiciales
   Vida Cotidiana
   OPINIÓN
   Editorial
   Carta de Lectores
   Columnistas
   Panorama Politico
   SUPLEMENTOS
   Rural
   Informática
   El Económico
   Cultural
   Energía
   INFO
   Escríbanos
   SERVICIOS
   Guía del Ocio
   Cines
   RECEPTORIAS
   CLASIFICADOS
   NECROLOGICAS
   Contactos
   Contanos tu historia
   Tarifas Publicidad
  
 
 
 

 

Sábado 16 de octubre de 2004
   Regionales

También habrá aumento para empleados judiciales y legislativos

En el Poder Judicial recibirán 200 pesos retroactivos a abril. En la Legislatura, incrementos de entre el 15 y el 35%.

39-f1_p10
Las autoridades de la Legislatura consensuaron ayer con el sindicato legislativo un aumento que oscilará entre el 15 y 35%.

NEUQUEN (AN).- La ola del aumento salarial llegó con más fuerza al Poder Judicial y al Legislativo. El gremio que representa a los trabajadores judiciales, Sejun, pactó ayer con el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) el pago desde noviembre de 200 pesos remunerativos, bonificables y retroactivos desde abril pasado para los 1.200 empleados del sector. Por lo tanto, los agentes, funcionarios y magistrados cobrarán otros 1.400 acumulados por los meses atrasados.

Asimismo, las autoridades de la Legislatura consensuaron ayer con el sindicato de los empleados legislativos, ANEL, un aumento salarial para los empleados que oscilará entre el 15 y 35%, según estimó el titular del gremio, Juan Benítez.

El sueldo básico que percibían los legislativos de la categoría más baja estaba en 508 pesos y con el nuevo régimen será de 573. La categoría más alta ascendía a 1.060 pesos, pero desde noviembre aumentará a 1.328 pesos. A esos montos hay que añadir el 40% por zona desfavorable, el reconocimiento de los título por los estudios cursados, que fluctúa entre el 10% y 25% de la asignación, las horas extras y distintos adicionales que elevan los sueldos considerablemente. "En la Cámara nadie cobrará menos de 700 pesos de bolsillo", dijo Benítez.

El convenio entre las autoridades de la Legislatura y ANEL convalida la nueva ley de remuneraciones que la Legislatura sancionó a principios de septiembre pasado tras 7 meses de intensas negociaciones y que reorganiza la carrera administrativa que estaba congestionada. Según el gremialista, el aumento no beneficiará a los diputados, ni autoridades ni funcionarios políticos que conducen la Cámara.

Benítez dijo que los trabajadores legislativos aprobaron el acuerdo por unanimidad en una asamblea que se realizó ayer por la mañana. Pero no todos los empleados quedaron conformes porque algunos plantearon, en voz baja, que el incremento beneficiará a los de las categorías superiores y en algunos casos la suba es insignificante.

El dirigente subrayó que "los trabajadores legislativos cerramos un acuerdo salarial que es distinto a lo que ocurrió con el Poder Ejecutivo". Las subas salariales logradas por los empleados judiciales y legislativos superan el aumento del 11% que el gobernador, Jorge Sobisch, anunció el martes para los empleados de la administración central, docentes, agentes de Salud Pública y los organismos descentralizados. Los sindicatos estatales lo rechazaron el jueves con una movilización por las calles de la capital neuquina. Consideran que es insuficiente y, por eso, redoblaron la apuesta por un nuevo aumento.

La cúpula de Sejun y el TSJ resolvieron ayer por la mañana el pago de los 200 pesos bonificables y remunerativos. El adicional es retroactivo al mes de abril último, y está en sintonía con el reclamo de los trabajadores para que el alto tribunal pague los 200 pesos que otorgó en mayo de 2003 el Consejo de la Magistratura a nivel nacional. El acta del acuerdo llegó a la Legislatura al mediodía, según informaron fuentes legislativas, y la idea es que los diputados la traten en la sesión de la semana próxima.

"Río Negro" consultó al titular de Sejun, Edgardo Cherbabaz, quien no quiso brindar información sobre el convenio que suscribieron en silencio con las autoridades del Poder Judicial.

El gremio reclamaba desde hace un año y medio una recomposición salarial. De hecho, implementaron una batería de medidas de fuerza que afectó el servicio de justicia.

El conflicto, sin embargo, se levantó después de que interviniera una mesa de diálogo en la que participaron representantes del Colegio de Abogados de la provincia, el gremio y el TSJ.

La masa salarial asciende a 46.800.000 pesos para este año, según el presupuesto judicial. En cambio, la del Poder Legislativo alcanza a 12.700.000 pesos, según indicó Benítez, que afirmó que el aumento impactará en una suba del 25%. Fuentes parlamentarias evaluaron que los incrementos salariales para legislativos y judiciales llegaron con la venía del gobernador y antes de que los técnicos de Hacienda, que encabeza Claudio Silvestrini, envíen a la Legislatura el proyecto de presupuesto 2005.

 

Puerta abierta a futuras alzas

NEUQUEN (AN).- La nueva ley de remuneraciones de la Legislatura prevé en su artículo 18 que "los importes correspondientes al valor punto serán fijados entre la Presidencia de la Legislatura y las autoridades de la Asociación de Empleados Legislativos (ANEL) en acuerdos posteriores". Esa cláusula dejó abierta la posibilidad para sentarse en el futuro a negociar nuevos aumentos.

Ayer, el gremio acordó con el vicepresidente primero de la Cámara, a cargo de la presidencia, el ultrasobischista Oscar Gutiérrez, el valor punto que determina los salarios de las distintas categorías. La primera apuesta de los empleados era fijar el punto a 6,65. Luego, bajaron sus pretensiones a 5,50, pero optaron por establecerlo en 4,90 que se traduce a 490 pesos de básico para la escala más baja del escalafón. Aunque en este momento no hay ningún trabajador que reviste en esa categoría. De todos modos, representa un incremento, en líneas generales, de entre el 15 y 35%.

El titular del ANEL, Juan Benítez, subrayó que la ley que lo diputados sancionaron por unanimidad el 9 de septiembre pasado reordena el escalafón que rige la carrera administrativa de los trabajadores de la Cámara. Y permite el ingreso de nuevos agentes. Además, la norma otorga bonificaciones por función para las categorías de los mandos medios. Y libera las horas extras para los empleados de las categorías inferiores que podían acumular hasta 20 horas. Con la nueva ley el tope sube a 60. La ley establece que los titulares de secciones, departamentos, división, directores y subdirectores deberán revalidar cada tres años sus cargos. Los empleados legislativos perciben además del básico, 40 % por zona desfavorable, un adicional de entre el 15 y 25% por título obtenido (secundario, terciario o universitario) y otro 2% por cada año de antigüedad. Así, por ejemplo un agente de la categoría más baja, con título secundario y 10 años de antigüedad, cobrará desde noviembre un básico de 573 pesos al que hay que añadirle 85 pesos por el título, otros 189 por antigüedad y 315 por zona.

La ley se logró tras 7 meses de negociaciones que encabezaron Benítez y la secretaria de Cámara, Graciela Carrión de Chrestia, en representación del presidente, Federico Brollo. Ayer los empleados aprobaron por unanimidad el valor punto que faltaba consensuar entre el gremio y las autoridades de la Cámara.

 

Retroactivo acumulado de 1.400 pesos

NEUQUEN (AN).- Los empleados judiciales tienen en su haber 1.400 pesos para cobrar en base al acuerdo que lograron plasmar ayer los dirigentes del gremio, Sejun, y el Tribunal Superior de Justicia (TSJ). Ese convenio establece un pago de 200 pesos bonificables y remunerativos desde noviembre, y fija que será retroactivo al mes de abril.

Los dirigentes le explicarán hoy el acuerdo a los trabajadores en una asamblea, según trascendió, porque ayer eludieron realizar declaraciones sobre el tema.

No es el primer adicional que obtienen los judiciales después de un año y medio de pelea por recategorización y aumento salarial.

En noviembre del año pasado lograron una compensación salarial extraordinaria de 1.800 pesos para todas los empleados, funcionarios y magistrados.

Aunque algunos vocales del TSJ renunciaron a cobrar esa suma.

En marzo pasado consiguieron un incremento en la escolaridad que pasó de 60 a 260 pesos por cada hijo. También se beneficiaron de la mejora jueces, fiscales y funcionarios judiciales cuyos haberes superan los 4.000 pesos.

El conflicto por la recategorización expuso al presidente del TSJ, Jorge Sommariva, quien, según el gremio se había comprometido a impulsarla. Sin embargo, se frustró y derivó en un plan de lucha que incluyó paro, quite de colaboración y trabajo a reglamento que repercutió en el servicio de justicia.

La intervención del Colegio de Abogados sentó a las partes en conflicto y reabrió el diálogo hasta lograr este acuerdo por 200 pesos bonificables y remunerativos para los 1.200 empleados.

 

 

Buscador

Es una publicación de Editorial Rio Negro SA.Todos los derechos reservados
Copyright 2004