Contáctenos
Información
Quienes Somos
Mapa del sitio
Todos los títulos Tapa de papel Ediciones Anteriores
   SECCIONES
   Tapa
   Regionales
   Municipales
   Nacionales
   Políticas
   Economía
   Internacionales
   Deportes
   Cultura y Espectáculos
   Policiales y Judiciales
   Vida Cotidiana
   OPINIÓN
   Editorial
   Carta de Lectores
   Columnistas
   Panorama Politico
   SUPLEMENTOS
   Rural
   Informática
   El Económico
   Energía
   INFO
   Turismo
   Sobre la Patagonia
   Escríbanos
   SERVICIOS
   Guía del Ocio
   Cines
   RECEPTORIAS
   CLASIFICADOS
   NECROLOGICAS
   Contactos
   Contanos tu historia
  
 
 
 

 

Domingo 14 de marzo de 2004
   Municipales

La comarca petrolera está sin agua

No se sabe cuándo restablecerán el servicio. La turbidez del río Neuquén es la causa

52-_f1_p23_smp
El suministro de agua potable fue cortado en Cutral Co y Plaza Huincul y se espera una solución.

CUTRAL CO - PLAZA HUINCUL (ACC) - La falta de agua volvió a ser un problema ayer entre los vecinos de la comarca petrolera. El alto nivel de turbidez que trae el río Neuquén hace imposible su potabilización, por lo que la planta situada en la meseta "Buena Esperanza" está paralizada y no se sabe hasta cuándo se prolongará esta situación.

La escasez del líquido siempre es un inconveniente en Cutral Co y Huincul. Esta vez la falta del suministro no se debió ni a la rotura de alguno de los dos acueductos o al elevado consumo de los vecinos debido al calor. El origen hay que encontrarlo en una causa natural: el alto nivel de turbiedad que trae el río Neuquén, curso desde el que se extrae el líquido a unos 40 kilómetros de aquí.

Desde la delegación local del Ente Provincial de Agua y Saneamiento -EPAS- se informó a este diario que debieron paralizarse los motores y bombas porque "el río está muy turbio" y con los niveles actuales no se puede cumplir con la potabilización. Esta situación imprevista obligó a suspender las maniobras e incluso impidió que se pudiera hacer alguna reserva en el tanque elevado o "copa" que tiene el EPAS en el barrio Parque Oeste y desde el que se envía el líquido a las redes domiciliarias.

"No tenemos establecido el plazo porque no sabemos cuándo cambiarán las condiciones del río. Esta situación no estaba prevista por lo que tampoco pudimos hacer las reservas del caso", explicó ayer un empleado del organismo provincial.

En general la medida de turbide del agua se mide en MTU. Tal como detalló el trabajador cuando se realizan las medidas y se observa hasta 10.000 MTU es posible hacer la potabilización y ayer esa cifra se ubicaba en 29.000 MTU lo que "hace imposible trabajar porque no existe producto que pueda cortar esa turbiedad", agregó.

Hasta el viernes el EPAS brindaba el agua de manera totalmente normal y no se habían producido los cortes como en habitual en la época estival. Esta situación tomó por sorpresa a los vecinos que en muchos casos no alcanzaron a almacenar en sus propios tanques o en bidones como cuando ocurre en pleno verano.

Las zonas más conflictivas se dan en los barrios donde hay complejos habitacionales y los ubicados en los terrenos más elevados como las ex 500 y 450 Viviendas, Nehuen Che, 175 Viviendas, entre otros.

Ayer, desde el tanque situado sobre la calle Santa Isabel y que opera la dirección de Agua de la comuna partían los camiones cisterna para proveer del líquido al hospital "Aldo Maulú", las clínicas privadas, el hogar municipal de ancianos y la alcaidía.

Muchos vecinos también acudían allí con baldes, bidones o botellas en procura de obtener un poco de agua para las taras más imprescindibles del hogar. La oficina del sector de reclamos de la comuna no daba abasto ayer para atender la lluvia de llamados con las quejas de los enojados vecinos que intentaban conocer hasta cuando se prolongaría esta situación, tal como informó a "Río Negro" una empleada.

 

 

Buscador

Es una publicación de Editorial Rio Negro SA.Todos los derechos reservados
Copyright 2003