Contáctenos
Información
Quienes Somos
Mapa del sitio
Todos los títulos Tapa de papel Ediciones Anteriores
   SECCIONES
   Tapa
   Regionales
   Municipales
   Nacionales
   Políticas
   Economía
   Internacionales
   Deportes
   Cultura y Espectáculos
   Policiales y Judiciales
   Vida Cotidiana
   OPINIÓN
   Editorial
   Carta de Lectores
   Columnistas
   Panorama Politico
   SUPLEMENTOS
   Rural
   Informática
   El Económico
   Energía
   INFO
   Turismo
   Sobre la Patagonia
   Escríbanos
   SERVICIOS
   Guía del Ocio
   Cines
   RECEPTORIAS
   CLASIFICADOS
   NECROLOGICAS
   Contactos
   Contanos tu historia
  
 
 
 

 

Domingo 14 de marzo de 2004
   Internacionales

"Sentía que mi cuerpo estaba partido en dos"

Es el único argentino herido en los atentados del jueves último en Madrid. Tiene 30 años, es un obrero de la construcción y padre de seis hijos. Está fuera de peligro. No tendría papeles.

70_-f1_p29_nueva_rerererer_
Alrededor de 289 personas que resultaron heridas en los atentados siguen todavía hospitalizadas.

Marcos Bianchotti, el argentino que resultó herido en los atentados del jueves en Madrid contó cómo vivió los trágicos momentos del ataque. Y relató que en el vagón donde viajaba "no quedó casi nadie".

"Dos paradas antes de llegar a Atocha, explotó la bomba", dijo el cordobés . Aún conmocionado por lo vivido, Bianchotti explicó que el ataque lo tomó por sorpresa: "No nos dio tiempo a nada".

Bianchotti es un obrero de la construcción que reside en Madrid de hace más de un año y medio. Se encuentra internado en el Hospital Gregorio Marañón de la capital, en observación.

Fuentes de la embajada argentina en España señalaron que el argentino, padre de seis hijos, está fuera de peligro, aunque deberá permanecer hospitalizado por lo menos dos semanas hasta su completa recuperación.

Bianchotti, cordobés de unos 30 años, recibió una contusión pulmonar y algunas esquirlas al explotar una bomba en el tren que abordaba de regreso a Madrid poco antes de arribar la formación a la estación de Atocha.

"Fue muy duro. Cuando quisimos abrir los ojos nuevamente todo estaba bañado de sangre y había cadáveres mutilados por todos lados", dijo.

En este sentido, el hombre agregó: "Donde yo estaba no quedó casi nadie".

El cordobés explicó que luego de la explosión se encontraba aplastado por cuerpos, asientos y hierros del vagón. "Sentía que mi cuerpo estaba partido en dos, no sentía mis piernas, ni nada", señaló.

Por su parte, el canciller Rafael Bielsa visitó ayer por la tarde a Bianchotti.

Bielsa ingresó a las 16 y 44 (hora de España) el hospital Gregorio Marañon, desd donde habló telefónicamente con la esposa de Bianchotti a quien le expresó su dolor y solidaridad por la situación por la que estaba pasando.

Posteriormente, ingresó a la habitación donde se encuentra alojado Bianchotti, quien le explicó como había vivido el atentado y le describió el estado de sus heridas.

El canciller, quien tenía previsto regresar ayer a Buenos Aires, comentó a la prensa que la visita es a título personal, afirmó que Bianchotti "se salvó de milagro". Precisó que la situación de este argentino es "difícil" porque su familia es numerosa y estarían sin papeles.

Bielsa sostuvo que el gobierno español está elaborando un proyecto para que los familiares de las víctimas de los atentados que son inmigrantes y estén indocumentados obtengan su documento y si lo desean la nacionalidad. (Télam y Clarín)

Nota asociada:

Argentina refuerza la seguridad y Kirchner volvió a repudiar

En La región:

"No al odio, sí a la esperanza"

Neuquinos solidarios

TERROR EN MADRID: Al Qaeda irrumpió en los comicios españoles de hoy al asumir los atentados

 

 

Buscador

Nota asociada:

Argentina refuerza la seguridad y Kirchner volvió a repudiar

En La región:

"No al odio, sí a la esperanza"

Neuquinos solidarios

TERROR EN MADRID: Al Qaeda irrumpió en los comicios españoles de hoy al asumir los atentados

 

Es una publicación de Editorial Rio Negro SA.Todos los derechos reservados
Copyright 2003