Contáctenos
Información
Quienes Somos
Mapa del sitio
Todos los títulos Tapa de papel Ediciones Anteriores
   SECCIONES
   Tapa
   Regionales
   Municipales
   Nacionales
   Políticas
   Economía
   Internacionales
   Deportes
   Cultura y Espectáculos
   Policiales y Judiciales
   Vida Cotidiana
   OPINIÓN
   Editorial
   Carta de Lectores
   Columnistas
   Panorama Politico
   SUPLEMENTOS
   Rural
   Informática
   El Económico
   Energía
   INFO
   Turismo
   Sobre la Patagonia
   Escríbanos
   SERVICIOS
   Guía del Ocio
   Cines
   RECEPTORIAS
   CLASIFICADOS
   NECROLOGICAS
   Contactos
   Contanos tu historia
  
 
 
 

 

Jueves 8 de enero de 2004
   Opinion

¿Son los neuquinos "atrevidos, arrogantes y audaces"?

Por Pablo Fermín Oreja

Especial para "Río Negro"

Por estos días se ha venido difundiendo un llamado al público televidente para que participe en un concurso que consiste en responder a la siguiente pregunta: ¿qué significa la palabra "Neuquén"?

Este mensaje televisivo estimuló en mi memoria la reaparición del mismo interrogante que hace muchos años nos provocaba una inquietud intelectual y alguna fantasía cultural. Esto era cuando Neuquén, un territorio nacional hermano nuestro y muy cercano a nuestros sentimientos, no invocaba, como ahora, respuestas fuertemente objetivas, vinculadas con el petróleo, el triunfalismo político y una inserción protagónica en todo lo referente a la Patagonia.

Aquel Neuquén, el de Bouquet Roldán, Gregorio Alvarez, Eduardo Talero, Juan Julián Lastra, Angel Edelman, Miguel A. Camino, convocaba a través de sus bardas a una fraternidad del espíritu y a una comunidad de objetivos e ideales que todos compartíamos, sin reparar en meridianos ni apetencias políticas.

Fue entonces, en 1848, mi plena juventud, cuando publiqué mi primer libro: su nombre, "Evocaciones Neuquinas". Mi presentación en esa ciudad, con el auspicio de la biblioteca Juan B. Alberdi, se realizó en la entonces sede del Club Independiente, con palabras liminares de Juan Julián Lastra.

En uno de sus capítulos, "Toponimia araucana-Origen del vocablo 'Neuquén'" (págs. 34/40), agoté virtualmente la descripción de todos los significados que los eruditos e investigadores asignaban al tema. Allí figuran Félix San Martín, Estanislao Zeballos, Albarracín, Francisco P. Moreno, Havestadt, Falkner y otros.

Destaqué, atrevidamente, la respuesta de don Félix San Martín, quien para los neuquinos no necesita presentación. "Neuquén", según el eminente historiador, significa "atrevido", "arrogante", "audaz", versión que deriva del araucano "ñedquen". Y, más allá de los muchos años transcurridos y de los respetables aportes de estudiosos contemporáneos, ese significado define con certeza el espíritu indomable del pueblo originario y el carácter de los hombres que han luchado para impulsar su progreso.

"Para el Neuquén -dice el teniente coronel Francisco S. Torres (un recordado y valiente neuquino)- nunca pudo encontrarse una expresión más exacta que aquélla ("atrevido, arrogante, audaz") para valorar el temple de los varones que, poco a poco y desde más de medio siglo atrás (1942), vienen laborando la tierra neuquina hasta haberla trocado de lo que era, en una realidad tangible, para los que hoy recorren el suelo privilegiado de ese rincón de la patria".

Más allá de las definiciones fonéticas, grafológicas y semánticas, me aferro a la respuesta de Félix San Martín. La realidad presente difiere bastante de aquella que vertiera en "Evocaciones Neuquinas". Neuquén es hoy una provincia que avanza con vigor y continuidad institucional y económica, habiendo alcanzado notorios éxitos en sus planes de gobierno.

Desde muy joven, me vinculé con Neuquén a través de la acción cultural y periodística, y tuve el privilegio de compartir amistad con figuras notables de su entonces pujante universo intelectual y literario.

"Neuquén" es una palabra mágica, con resonancias históricas y sentimentales. Analizada gráficamente es una palabra capicúa (en el uso común, una cifra que, como el número 1331, es igual leído de izquierda a derecha que de derecha a izquierda -Real Academia de la Lengua Española-).

Uno de los autores contemporáneos, el profesor Esteban Erize, en su "Diccionario comentado Mapuche-Español", asigna a Neuquén el significado de "hondo por brazadas", refiriéndose al río epónimo y como origen, el vocablo mapuche "nevcün".

Sigo quedándome con Félix San Martín. Y, para terminar, evoco a un querido y recordado amigo, hace muchos años desaparecido. Nada tenía que ver con la toponimia y sus derivados, pero tenía sensibilidad y perspicacia. Un día, cuando yo andaba buscándole explicaciones al tema, me dijo: "Yo pienso que tal vez 'Neuquén' deriva del vocablo mapuche 'ñuque', que significa 'madre'". Podría ser, entonces, el río madre de los neuquinos...

Recepten los neuquinos este modesto mensaje, y no olviden a los hombres que construyeron su historia y dignificaron su pasado.

 

 

Buscador

Es una publicación de Editorial Rio Negro SA.Todos los derechos reservados
Copyright 2003