Contáctenos
Información
Quienes Somos
Mapa del sitio
Todos los títulos Tapa de papel Ediciones Anteriores
   SECCIONES
   Tapa
   Regionales
   Municipales
   Nacionales
   Políticas
   Economía
   Internacionales
   Deportes
   Cultura y Espectáculos
   Policiales y Judiciales
   Vida Cotidiana
   OPINIÓN
   Editorial
   Carta de Lectores
   Columnistas
   Panorama Politico
   SUPLEMENTOS
   Rural
   Informática
   El Económico
   Energía
   INFO
   Turismo
   Sobre la Patagonia
   Escríbanos
   SERVICIOS
   Guía del Ocio
   Cines
   RECEPTORIAS
   CLASIFICADOS
   NECROLOGICAS
   Contactos
   Contanos tu historia
  
 
 
 

 

Miércoles 10 de diciembre de 2003
   Vida Cotidiana

Ya pasó lo peor, pero habrá fuertes vientos, nieve y lluvia hasta mañana

Neuquén, Bariloche, la Línea Sur y Zapala fueron los que más padecieron el temporal. Hoy, las ráfagas se harán sentir con mucha fuerza en las ciudades de la zona atlántica.

97___f1_p32_color
El viento en Neuquén superó los 80 kilómetros por hora. Se repetirá en la jornada de hoy.

CIPOLLETTI (AC) - El temporal de viento, lluvia y nieve en el norte de la Patagonia continuará hasta mañana, aunque lo peor del fenómeno parece haber quedado en el pasado.

De todos modos, hoy las ráfagas se sentirán más en la zona atlántica de Río Negro.

Ayer a la mañana, cuando las ráfagas ya mostraban su furia, la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC), con la información de su centro de pronósticos, lanzó un alerta meteorológico.

En el Alto Valle y la zona de influencia de la ciudad de Neuquén seguirá soplando un fuerte viento, pero con ráfagas un poco menos intensas.

La temperatura descenderá y estará inestable.

En la costa atlántica, en cambio, hoy será el día de más viento (ráfagas de hasta 70 kilómetros por hora).

Para el jueves se espera que en el Alto Valle el viento sople con un poco menos de intensidad y que, con un cielo mayormente despejado, suba un poco las temperaturas.

Recién el viernes el viento dejará de soplar con tanta fuerza en la zona de los valles, donde volverá -según aseguraron los especialistas de Cuencas- a subir las temperaturas, aunque el cielo volverá a nublarse.

El viernes se alejarán las lluvias y la nieve del sur de las dos provincias y el calor comenzará a hacerse sentir, con una máxima de hasta 18 grados.

El viento también será difícil de soportar en el sur cordillerano de ambas provincias, donde además podría seguir lloviendo y nevando en la alta montaña, con temperaturas bajas.

En Bariloche, un alerta meteorológico fue emitido por la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) de Neuquén y Río Negro para la zona cordillerana de Bariloche, por la presencia de fuertes vientos, lluvias y nevadas en los sectores cordilleranos.

El encargado de Meteorología de la AIC, Fernando Frassetto, dijo a Télam que los vientos, lluvias y nevadas que se registran en la zona se deben a un frente frío del Pací

fico que recién se retirará el viernes.

Ayer a la mañana hubo vientos de hasta 60 kilómetros por hora y fuertes lluvias, y a las 7 de la mañana se registró una sensación térmica de dos grados bajo cero.

Frassetto anticipó que la temperatura irá en descenso hasta el jueves, cuando se esperan nevadas en los cerros y los sectores más altos de la ciudad.

Para el fin de semana se espera otro ingreso de un frente frío del Pacífico, que hasta el 20 de diciembre provocará un clima muy inestable, con fuertes vientos y bajas temperaturas.

Frassetto explicó que el fenómeno se debe a "la extensión de una primavera que en la cordillera del sur de Neuquén, Río Negro y Chubut, fue más húmeda y fresca que la media histórica".

Durante la jornada de ayer, el viento y la lluvia convirtieron en un infierno la región.

En la Línea Sur, varios pueblos soportaron una jornada sin luz luego que el viento derribara postes de media tensión, en Neuquén hubo árboles y techos caídos, en Zapala hubo ráfagas de hasta 110 kilómetros por hora y en otras ciudades los vecinos vivieron un día dominado por el malhumor y las complicaciones que trajo el clima. Sólo resta esperar que en los próximos días, el clima brinde un respiro en Río Negro y Neuquén.

En Bariloche, calles anegadas y seis viviendas inundadas

999____f1_p33__color_nueva_
Hace una semana los vecinos habían reclamado al municipio para evitar estas situaciones.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El intenso temporal de lluvia que se abatió ayer sobre la región inundó seis casas del barrio 106 Viviendas y anegó calles completas en la periferia sur de Bariloche, que carece de pluviales o zanjas de drenaje adecuadas.

En apenas cinco horas cayeron 19,9 milímetros de agua que resultaron una bendición para los bosques y pasturas de la estepa -afectados por la sequía y los fuertes vientos- pero en cambio perjudicaron a varias familias que vieron como la lluvia invadía sus viviendas en una fría jornada.

Para peor el ventarrón del fin de semana, que alcanzó ráfagas cercanas a los 100 kilómetros horarios, provocó voladuras de techos y otros daños menores en las viviendas más humildes del Alto.

La acuciante situación -agravada luego por la lluvia- obligó al municipio a desplegar sus cuadrillas de servicios y afectar materiales de construcción para asistir a los damnificados.

En el caso puntual del barrio 106 Viviendas el municipio podría haber evitado el daño ocasionado por la inclemencia climática si hubiera dado respuesta al pedido formulado por los vecinos una semana antes.

El complejo habitacional construido por el IPPV fue inaugurado en 1999 con un zanjeo provisorio que derivaba los líquidos pluviales hacia la cantera Ñire, ubicada sobre el límite este, y desde allí reingresaba al barrio para descender por un "drenaje natural" hasta el arroyo Ñireco.

En los últimos días de noviembre los propietarios de la cantera modificaron el tramo del desagüe que la atravesaba con la realización de movimientos de suelo para el mejoramiento de taludes que cortaron el "circuito de evacuación de los pluviales del barrio".

La junta vecinal notificó la situación de inmediato a la secretaría de Obras Públicas. Aseguran que "este inconveniente data desde la aprobación de los estudios de desagües y pluviales anteriores a la realización de nuestro barrio y que nunca tuvo un curso definido".

Si un cauce por el cual escurrir la copiosa lluvia caída ayer por la mañana tardó algo menos de tres horas en anegar dos manzanas completas y acumular más de 20 cm en el interior de las seis casas más expuestas.

Con la ayuda de una máquina de Viarse los vecinos del barrio abrieron una zanja paralela a la calle principal encausando la masa de agua hacia el Ñireco. Pala en mano, el presidente de la junta vecinal Luis Bonich responsabilizó al municipio por la falta de respuesta a sus reclamos y calificó de "vergonzosa" la demora. "Esto no es un desastre natural, acá hubo desidia, en toda esta cuadra venimos reclamando soluciones desde el 2001 y todavía no conseguimos nada".

La Línea Sur, once horas sin luz

99___f2_p33_colorrrrrr
El temporal continuará hasta el jueves. Lluvia, viento y nieve se espera para la zona

LINEA SUR (AC) - Las fuertes ráfagas de viento que soplaron ayer sobre la Línea Sur voltearon seis postes de un tendido de media tensión y dejaron a miles de rionegrinos sin luz durante casi once horas. Edersa puso en funcionamiento pequeños equipos para garantizar el suministro a hospitales y bombeo de agua.

La caída de las estructuras que sostienen los cables se produjo en el paraje Pilcaniyeu Viejo. Hace dos años Edersa había culminado la interconexión de la Línea Sur, desde Pilcaniyeu hasta Los Menucos, mediante el tendido que parte de Alicura y termina en Bariloche.

El viento sopló con tanta fuerza que volteó un tramo importante del tendido. Especulan que se cayó una de las estructuras, que terminó arrastrando a las otras cinco.

Miles de rionegrinos se quedaron inmediatamente sin luz. Eso fue a las 9,30 de la mañana.

Fueron afectadas las localidades de Pilcaniyeu, Comallo, Clemente Onelli, Jacobacci, Maquinchao y Los Menucos.

Tras la interconexión de esa zona, Edersa mantuvo en Maquinchao y Los Menucos grupos electrógenos para, precisamente, atender las demandas indispensables en caso de cortes.

Con esos equipos generadores pudo darle tensión a los hospitales, centros de salud y bombas de agua.

Pasadas las 20 la empresa pudo restituir la tensión sobre la línea gracias a reparaciones parciales y la energía regresó a la Línea Sur. Ahora, la empresa informó que encarará una recuperación completa del tendido.

Vidrios rotos en autos y casas

ZAPALA (AZ).- Un temporal de viento con ráfagas de hasta 110 kilómetros por hora se abatió ayer sobre Zapala sin provocar mayores daños ni voladuras de techo. El fenómeno climático había sido advertido a través de un alerta lanzado por el centro meteorológico pero no causó destrozos en viviendas.

La mayor intensidad del viento se sintió ayer al mediodía cuando por momentos la velocidad superó los 110 kilómetros por hora de acuerdo a los datos oficiales que proporcionó el aeropuerto zapalino.

"Tenemos viento que viene en dirección Oeste con ráfagas de 110 kilómetros" confirmó en diálogo con "Río Negro" Juan Prattis, encargado de la estación aeronáutica ubicada en las afueras de esta ciudad. El funcionario también reveló que los pronósticos indicaban una disminución de la intensidad recién para la noche de ayer.

En Zapala, el temporal arrojó como saldo varios vidrios rotos en casas de familia y autos particulares pero en ningún caso se denunciaron voladuras de techo.

Cortes de energía, árboles y techos caídos en Neuquén

NEUQUEN (AN).- El viento que ha copado esta primavera tuvo ayer en Neuquén ráfagas que alcanzaron los 84 kilómetros por hora, tal fue el registro que obtuvo a las 13,45 la estación meteorológica ubicada en el aeropuerto internacional de Neuquén.

El temporal se repetiría en esta jornada de acuerdo a los pronósticos de diferentes organismos y al cierre de esta edición una guardia de Defensa Civil preveía una madrugada con muchas actuaciones.

El fenómeno se tradujo en techos volados en los asentamientos del oeste, ramas y árboles desgajados (varios en el centro de la ciudad) y en cortes de luz parciales en varios sectores.

El secretario Legal y Técnico de la municipalidad Fernando Palladino informó que la dirección de Defensa Civil debió intervenir por cinco caídas de árboles, una voladura de techo prácticamente íntegra en la toma Almafuerte II y en dos casos en los que carteles publicitarios cayeron en la vía pública.

"Tenemos una guardia alistada, porque el viento puede llegar a tener ráfagas de entre 70 y 80 kilómetros por hora; no es una emergencia pero sí estamos en alerta", afirmó Palladino en diálogo con este diario. El funcionario comentó que un cartel de gran tamaño que cayó en la calle Foteringham fue retirado por precaución.

"No hubo heridos afortunadamente pero tuvimos que llevarlo al depósito municipal para que no lo desmantelen", fue concreto.

En la base -que depende de la Fuerza Aérea- sufrieron las consecuencias de la furia del viento.

Es que el fenómeno provocó cortes de energía o bajas de tensión en el suministro eléctrico.

Y cada vez que se produjo esta situación de manera automática ntró en funcionamiento el equipo generador de la terminal aérea lo que dejó fuera de servicio el anemógrafo, que es el aparato que se utiliza para medir la intensidad del viento.

De acuerdo a la información recogida en el aeropuerto (parcial por los problemas descriptos) a las 11,40 el viento llegó a los 60 kilómetros por hora y diez minutos más tarde alcanzó los 68 kilómetros por hora. Poco antes de las 13 alcanzó los 80 kilómetros por hora y a las 13,45 marcó los 84.

 

 

Buscador

Es una publicación de Editorial Rio Negro SA.Todos los derechos reservados
Copyright 2003