Domingo 16 de marzo de 2003

 

Schlageter, una familia muy poderosa en Venezuela

 

Tienen una importante fortuna que forjaron desde el 1900 .El padre del procesado en Bariloche se dedicaba a la litografía. Incluso donaron las tierras para hacer una universidad.

 
Al igual que su familia, Eduardo Schlageter tiene un muy buen pasar económico.
SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Las dificultades para obtener información correcta sobre el millonario venezolano procesado por el juez Gregor Joos pasan en parte por la negativa a hablar, tanto de él como de su círculo íntimo, y esa circunstancia hizo que el imaginario popular le atribuyera riquezas que quizá no posea.
Sin embargo, se puede afirmar que la familia de Schlageter es de las más poderosas de Venezuela, aunque sus negocios nunca hayan estado vinculados con el petróleo, como erróneamente se difundió.
Una página de Internet expone que la familia del empresario acusado de corromper a varias niñas es propietaria de tierras y empresas, y donó cientos de hectáreas en los suburbios de Caracas para construir una universidad. Quizá por esa razón los medios de prensa de Venezuela no reaccionaron al conocer las acusaciones que pesan sobre Eduardo Pius Schlageter Boulton.
Pius y Laura Schlageter no fueron patricios, pero llegaron a Venezuela desde Alemania a fines del siglo XIX y tuvieron cinco hijos, de los cuales dos fallecieron durante la infancia. Jorge, Eduardo y Raimundo Schlageter fueron inscriptos en el colegio alemán de Caracas, pero en 1901 su padre los envió a cursar sus estudios al internado Romer, de Münich, mientras él fortalecía en Venezuela su empresa, dedicada a la litografía. En ese negocio, Pius Schlageter comenzó a acrecentar su fortuna, a la vez que se ponía al día con los adelantos del nuevo siglo, tanto en lo empresarial como en lo personal.
Como demostración de su progreso, en 1907 remodeló su vivienda siguiendo el estilo Art Noveau, y encargó a la casa Tiffany varias sobrepuertas y un vitral de 4 metros de ancho para decorar su comedor.
Cuatro años después trajo dos de los primeros vehículos que circularon por la ciudad: un Braser pasa el uso familiar y una camioneta Citro├źn para la empresa de litografía. En forma paralela había comenzado a adquirir grandes extensiones de tierra en los alrededores de Caracas, para establecer una finca agrícola, y en 1913 regresaron a la capital venezolana sus hijos. Jorge comenzó a trabajar con su padre en la litografía, Eduardo se inclinó por las artes plásticas y regresó a Münich para ingresar en la Academia de Bellas Artes, y Raimundo se ocupó de la parte técnica y maquinarias.
Más adelante, Raimundo se ocupó de administrar las haciendas y explotaciones agropecuarias que continuaba adquiriendo don Pius, con gran visión a las puertas de la ciudad. Pius Schlageter murió en 1949, con 93 años de edad, luego de una etapa en la que se dedicó a pintar los paisajes rurales de las afueras de Caracas.
Por un decreto de marzo de 1961, el gobierno le expropió a la sucesión Schlageter un extenso fundo, para dedicarlo a un programa de vivienda popular. Cuatro años más tarde otro decreto anuló la expropiación, pero las tierras habían sido invadidas por unas 80 mil personas, de las cuales sólo 60 pagaban alquiler, según los administradores.
En 1972 los Schlageter donaron 359 hectáreas para la creación de la Universidad Metropolitana, y más tarde otros terrenos para los edificios de la maternidad de Petare, la municipalidad de Sucre, centros residenciales populares y para la sociedad venezolana de Arquitectos.
Sobre ellos, Eugenio Mendoza Goiticoa escribió "Ideario y acción de un venezolano".
   
    ® Copyright Río Negro Online - All rights reserved    
     
Tapa || Economía | Políticas | Regionales | Sociedad | Deportes | Cultura || Todos los títulos | Breves ||
Ediciones anteriores | Editorial | Artículos | Cartas de lectores || El tiempo | Clasificados | Turismo | Mapa del sitio
Escríbanos || Patagonia Jurásica | Cocina | Guía del ocio | Informática | El Económico | Educación