Lunes 21 de enero de 2002

 

Emboscadas de guerrilleros en Colombia dejan 29 muertos

 

Tras la rotura del diálogo entre guerrilleros y el gobierno colombiano, los enfrentamientos se sucedieron. Quince soldados murieron en una emboscada, cuando la insurgencia hizo estallar una bomba al paso de un vehículo. Luego murieron catorce integrantes de las FARC.

  BOGOTA (EFE y DPA).- Dos emboscadas perpetradas el sábado en el sur de Colombia por la guerrilla de las FARC, dejaron un saldo de 15 soldados y 14 insurgentes muertos, revelaron ayer fuentes militares en Bogotá.
Según el comandante de las Fuerzas Militares, general Fernando Tapias, los hechos se registraron en zonas rurales de la ciudad de Cali, cuando integrantes de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) atacaron a dos patrullas que transitaban por una zona conocida como Pichindé.
El primer ataque causó la muerte a 11 militares, mientras que otros cuatro uniformados perecieron al ser activada una bomba al paso del vehículo en que se movilizaban.
Tapias comentó que en la reacción de las tropas murieron 14 guerrilleros.
Las FARC iniciaron una ofensiva el lunes de la semana pasada, pocas horas después de que la mediación de la comunidad internacional lograra salvar el proceso de paz con el gobierno del presidente Andrés Pastrana.
La ofensiva ha incluido ataques terroristas contra torres de trasmisión eléctrica, oleoductos y puentes, así como el secuestro masivo de civiles, ocupación de poblados y emboscadas al Ejército.
En el marco del proceso de paz, las partes definían un cronograma para discutir un cese del fuego y de hostilidades, del que depende la continuación de las negociaciones, como lo ha anunciado Pastrana.
Por otra parte, el Ejército colombiano ocupó y destruyó seis campamentos de la guerrilla del ELN en las montañas de dos poblaciones del departamento de Antioquia, al noroeste del país, informaron ayer en Bogotá portavoces castrenses.
Las instalaciones rebeldes tenían capacidad para alojar de 650 a 800 hombres y fueron halladas en las zonas rurales de Yarumal y Yolombó, a más de 500 kilómetros de la capital colombiana.
La Agencia de Noticias del Ejército precisó que cinco de los campamentos habían sido levantados en Yarumal, localidad al norte de Medellín, la capital departamental de Antioquia.
Las tropas del Ejército decomisaron en estos complejos, que podían albergar cada uno de 50 a 80 rebeldes, una tonelada de víveres, veinte equipos de asalto, ocho granadas de fabricación yugoslava y cinco cilindros de gas doméstico, según el informe castrense.
Los guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) establecidos en las instalaciones fueron puestos en fuga por los efectivos militares.
El sexto campamento fue descubierto en las montañas de Yolombó, población al nordeste de Medellín, y tenía capacidad para albergar a unos 400 insurgentes, aunque el lugar estaba abandonado, según la agencia castrense.
El ELN es la segunda guerrilla en importancia del país, después de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), y a finales del pasado noviembre llegó a un acuerdo con el Gobierno para restablecer el diálogo directo que el presidente Andrés Pastrana había suspendido tres meses antes. Ahora, el diálogo entre el Gobierno y guerrilleros está cortado.
     
     
Tapa || Economía | Políticas | Regionales | Sociedad | Deportes | Cultura || Todos los títulos | Breves ||
Ediciones anteriores | Editorial | Artículos | Cartas de lectores || El tiempo | Clasificados | Turismo | Mapa del sitio
Escríbanos || Patagonia Jurásica | Cocina | Guía del ocio | Informática | El Económico | Educación